El déficit alcanzó el año pasado el récord de $ 86.000 millones

 
EXTRACTO GRATUITO

Las cifras son impactantes: el año pasado, las cuentas públicas de la Argentina cerraron con un déficit récord de 85.928 millones de pesos, casi el doble que en 2012 y muy superior al que había pronosticado el Gobierno en el proyecto de ley de presupuesto 2013, cuando estimó que habría un superávit de 504 millones de pesos.Estas cifras figuran en el último informe del portal ElAuditor.info, que pertenece a la Asociación del Personal de los Organismos de Control (APOC). En dicho trabajo se advierte que este bache financiero se produjo porque los recursos totales (662.657 millones) crecieron un 5% más que lo previsto al principio de 2013, mientras que los gastos totales se incrementaron en un 19% (748.585 millones). Esta suba debe enmarcarse en el año electoral que se vivió y en la fuerte erogación en subsidios para transporte y energía.El déficit de casi 86.000 millones de pesos que estimó ElAuditor.info difiere de las cifras oficiales que difundió hace dos semanas el Ministerio de Economía, que incluyó dentro de la pauta de ingresos los aportes que realizaron al Tesoro la Anses y el Banco Central (Rentas de la propiedad), que alcanzaron la friolera de casi 58.000 millones de pesos. Entonces, según la cartera que conduce Axel Kicillof, el año pasado se cerró con un déficit de 64.477,5 millones de pesos, lo que implica un aumento de 16% con relación a 2012. En tanto, el resultado primario -previo al pago de intereses de la deuda- mostró un déficit de 22.479,1 millones, cinco veces superior al de 2012, cuando había sido de 55.564,7 millones.En qué se gastóSegún detalla el informe, la finalidad que más se alteró con respecto a los números originales del presupuesto 2013 fue la de servicios económicos, vinculada en mayor medida con la entrega de subsidios al transporte y a la energía.En efecto, esta finalidad arrancó 2013 con un crédito inicial de 102.656 millones, pero cerró el ejercicio devengando unos 168.643 millones, es decir, un 64% más de lo previsto.Asimismo, la finalidad servicios sociales había comenzado el año pasado con un crédito original de 395.607 millones, pero el monto finalmente devengado se incrementó un 17 por ciento, trepando hasta los 449.481 millones.Hacia dentro de esta finalidad, la función seguridad social ejecutó unos $ 315.099 millones respecto de los $ 281.887 millones previstos, mientras que la función vivienda y urbanismo, que estimaba devengar unos $ 5874 millones, cerró el año con gastos por $ 15.015 millones.Volviendo al...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA