Encendiendo el fuego del amor y la paz

Autor:Equipo Federal del Trabajo
RESUMEN

Se llevó a cabo este 21 de septiembre la premiación del Concurso poético ‘Himno a la reconciliación’ en el marco de la Celebración artística-cultural-interreligiosa “Reconciliación, diálogo, cooperación y paz” realizada en adhesión al Día Internacional de la Paz, en el Auditorio ‘Juan Jesús Blasnik’ (Tacuarí 202 – 8° Piso) de Buenos Aires. (...)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO
Distinciones Concurso poético sobre ‘Reconciliación’

Se llevó a cabo este 21 de septiembre la premiación del Concurso poético ‘Himno a la reconciliación’ en el marco de la Celebración artística-cultural-interreligiosa “Reconciliación, diálogo, cooperación y paz” realizada en adhesión al Día Internacional de la Paz, en el Auditorio ‘Juan Jesús Blasnik’ (Tacuarí 202 – 8° Piso) de Buenos Aires.

Un sueño y un compromiso

El Concurso poético “Himno a la reconciliación”, realizado en el marco del Año Internacional de la Reconciliación establecido por la ONU (Resolución: A/RES/61/17), tuvo una gran acogida. Desde su lanzamiento, el 21 de agosto, al cierre, el 16 de septiembre; es decir, en menos de un mes, se recibieron 74 escritos de 61 autores, provenientes no solo de Buenos Aires y otras provincias argentinas (Córdoba, Santa Fe, Mendoza, Tucumán, Salta y Entre Ríos), sino de Europa (Inglaterra e Italia) y América (Canadá, México, El Salvador, Uruguay, Bolivia, Colombia y Perú). La elección de los poemas premiados estuvo reñida y la justificación del ganador tuvo que ser muy bien fundamentada, tarea que cumplió con gran solvencia una de las representantes del Jurado, la Prof. Bertha Bilbao Richter, quien acumula una amplia experiencia en la materia.

Concepción Rodríguez de Garaventa fue la ganadora del Concurso con su poema “Cada cual”, un escrito sencillo, que representa un imperativo al compromiso individual y colectivo, para mantener “encendido el fuego de la vida, el fuego del amor y el fuego de la paz”, como remata los últimos versos, que compartió sentidamente y con la misma simpleza ante el público. “La poesía es la expresión de un deseo, que cada persona, cada cual, sea poseedora de los bienes espirituales y materiales imprescindibles para su desarrollo”, expresó la autora, profesora de literatura y docente jubilada que dirige el Taller Literario Voces hace 10 años en Alberti, localidad distante unos 190 kilómetros de la ciudad de Buenos Aires. Rodríguez Garaventa dedicó su obra a sus seis hijos, uno de los cuales la acompañó durante la premiación, a sus 11 nietos y sobrinos. “Ojalá ellos puedan ver hecho realidad este sueño”, manifestó.

El Jurado del Concurso ponderó además por su profundo contenido a dos poemas con sendas Menciones de Honor, que correspondieron a José Javier de la Cuesta Ávila y Susana...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA