Efecto Cristina: busca el Gobierno reflotar un proyecto para limitar la prisión preventiva

 
EXTRACTO GRATUITO

Luego del conflicto político por el pedido de desafuero y detención a la ex presidenta , el gobierno de impulsará en febrero de 2018 un proyecto de ley demorado que limitaría la facultad de los jueces para dictar prisión preventiva, con pautas objetivas para determinar el peligro de fuga y de obstrucción de Justicia.

La iniciativa se había presentado en septiembre de 2016 en el Senado y el peronismo no la trató. Según pudo saber LA NACION, la primera decisión de Macri y del ministro de Justicia, , tras el pedido de detención a Cristina Kirchner, fue reflotar la iniciativa. La modificación es parte de la reforma del Código Procesal Penal, que se tratará con la del Código Penal.

El Gobierno reaccionó así porque el fallo del juez federal , que anteayer pidió el desafuero y la prisión preventiva de Cristina Kirchner, causó sorpresa y desagrado, porque Macri lo consideró, en privado, un exceso y abuso de la ley.

En la Casa Rosada temen por el efecto político del fallo: puede generar ruido en las reformas que Macri busca aprobar en el Congreso. Si Cambiemos apoya el desafuero, se enfrentaría al PJ; si lo rechaza, se desgasta ante su electorado.

Por eso dilatará la decisión en la Comisión de Asuntos Constitucionales del Senado y dejará que el PJ rechace el desafuero. En tanto, el Gobierno toma distancia del caso y espera que la Cámara Federal confirme o rechace las prisiones.

Garavano acordó el miércoles último con el senador peronista Rodolfo Urtubey impulsar la reforma de todo el sistema penal en 2018.

Pero luego del fallo de Bonadio sobre Cristina y de las detenciones de varios ex funcionarios, arrancarán por la reforma procesal y del uso de la prisión preventiva en las sesiones extraordinarias de febrero.

El proyecto que limitaba el uso de las prisiones preventivas recayó en la Comisión de Justicia del Senado, que preside el kirchnerista Pedro Guastavino y que no lo hizo debatir. El Código Procesal de 2015, impulsado por la ex presidenta, no fijó causales precisas para fundar los peligros de fuga u obstrucción de Justicia, y lo dejaba a la discrecionalidad de los jueces. Las pautas objetivas para el peligro de fuga se fijarían ahora en:

  1. Arraigo determinado por domicilio de residencia, familia y negocios o trabajo y facilidades para abandonar el país.

  2. Las circunstancias y naturaleza del hecho, detenciones previas y reincidencia.

  3. El comportamiento del imputado durante el procedimiento, rebeldía, intento de fuga...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA