La música de Eduardo Mateo cruza el charco

 
EXTRACTO GRATUITO

Mateo X 6 es un seleccionado de músicos uruguayos, un dream team de amigos que coinciden periódicamente sobre un escenario para dejar los proyectos propios y los egos de lado, y concentrarse en el amor que los une: difundir la obra de Eduardo Mateo, ese Tartamudo oriental que tiene una obra colosal, por encima del mito creado a su alrededor."Unos años después del fallecimiento de Mateo, que murió el 16 de mayo del 90, Ney Perazza hizo un laburo muy lindo de recopilación y transcripción para guitarra de canciones de Eduardo. A él le surgió la idea de hacer un espectáculo, pero más que con la pretensión de encarar un homenaje, lo hizo con la idea de tocar esas canciones que a todos nosotros nos gustaban y nos gustan mucho. Nos daba pena que, ya sin Mateo, nunca más fueran tocadas", señala Jorge Schellemberg, cantante, guitarrista y coordinador de la Fundación Eduardo Mateo.Perazza, guitarrista que suele formar parte de la banda de Jaime Roos, encontró en Alberto Mandrake Wolf (Los Terapeutas), Pitufo Lombardo (hombre de carnaval, solista y ex Falta y Resto, Asaltantes con Patente y Contrafarsa), Schellemberg y Popo Romano (bajista histórico que acompañó a todos en su país y que desarrolla una trayectoria solista) a los cómplices ideales para su empresa. Con el tiempo, se sucederían algunos cambios y reemplazos, como el de la batería, hoy a cargo de Nicolás Ibarburu. Pero el espíritu siempre sería el mismo: celebrar a Mateo. Alberto Mandrake Wolf lo resume mejor que nadie: "Esto es lo máximo para nosotros, es la música de nuestro héroe".Tras la muerte de Eduardo Mateo, el trabajo de investigación y el aporte de particulares permitieron que aparecieran 77 canciones desconocidas del "Tartamudo". Un aporte fundamental fue el de su biógrafo, el brasileño Guilherme de Alencar Pinto (autor de Razones locas, la biografía más completa de Mateo). También acercaron canciones y grabaciones ex parejas del cancionista uruguayo. "Como Nancy, la novia para quien él componía. Ella tiene grabado en casete «Kin Tin Tan». Fue la única vez que Eduardo la cantó. Nancy vive acá y nos dijo que iba a venir al concierto con esa grabación", cuenta Schellemberg.Tanto Romano como Wolf tocaron con Mateo en sus últimos años. "Yo no, yo tomaba grapa con él -reconoce Schellemberg-. Pero todos lo queríamos muchos y somos fanáticos de su música. El repertorio que utilizamos no incluye sus temas más populares. Si bien en vida él no fue muy popular...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA