Diálogo Social y Crisis

"DIALOGO DE INTERLOCUTORES SOCIALES.

RESPONDIENDO A LA CRISIS: CRECIMIENTO,

TRABAJO DECENTE Y ESTABILIDAD

Lima, 24 febrero 2008

APORTE DE LOS TRABAJADORES PRESENTES EN LA REUNIÓN

Las consideraciones que a continuación se presentan son una primera aproximación a un análisis que debiera ser más profundo y propositivo, en el marco de la promoción y defensa del trabajo decente.

I - Diagnostico: la naturaleza y el alcance de la crisis

- A la crisis financiera actual, centrada en la "economía casino" se suman la crisis productiva, alimentaria y ambiental, las cuales profundizarán los déficit de trabajo decente.

- En la generación de la actual crisis no se han acogido las alertas y propuestas de los trabajadores y sus organizaciones, y de otros sectores de la sociedad civil.

- Es importante también dejar claro el cuestionamiento al comportamiento anti-ético y codicioso que ha hecho explotar la crisis.

Se recogen a continuación elementos de diagnóstico aportados por la CSA:

  1. Existen ya evaluaciones que tienden a sugerir que el impacto de la crisis será mayor en la periferia que en el centro. En el caso latinoamericano-caribeño hay que partir de señalar que hasta el 2008 los países de la región venían de beneficiarse de un "verano" de seis años, con un crecimiento económico promedio (del 5% en 2002-2007, y todavía 4% en el 2008), solo comparable con el de los años setenta, que era parte del largo ciclo iniciado en la segunda posguerra mundial. Por entonces, se había dejado atrás la "década perdida" de los ochenta y la década de neoliberalismo y ajustes estructurales de los noventa. Comparativamente, este período es mejor que aquel, porque ese crecimiento se ha extendido a todos los países, y no sólo a los más grandes que determinan el promedio (Brasil y México), los cuales crecieron por debajo del 8-9% de Argentina, Venezuela, Rep. Dominicana, y del 7-8% en Costa Rica, Panamá, Perú, Uruguay.

Como resultado, también mejoraron algunos de los indicadores laborales (desempleo, cantidad y calidad de las ocupaciones, poder de compra de los salarios)

B.- Esta evolución positiva tenía como fundamento el ciclo internacional mencionado, en el sentido que éste impulsaba la demanda por "commodities" (minería, petróleo, alimentos), permitía un fácil endeudamiento, garantizaba un flujo de exportaciones, y sostenía otros ingresos en favor de estas economías, resultando en crecientes superávits en cuenta corriente, algo nuevo en AlyC. Ahora, la situación se revierte, en términos de:

- menor precio de las materias primas, con el petróleo como un extremo (de 150 dólares el barril a menos de 50), pero extendido al cobre, soja, trigo, girasol, a lo que se suma la menor demanda en volumen, con evidentes impactos en países especializa

- la baja de la demanda por productos industriales, como el sector automotriz de México y Brasil.

- reducción del flujo de inversión extranjera directa y, en general, de préstamos bancarios a bajo interés. En los países de origen se evaluará la ventaja de quedarse internamente, donde el riesgo crediticio es más fácil de manejar y, por otra parte, es

- aunque la banca en AlyC estaba poco expuesta de forma directa a los derivados financieros, es natural que reduzca y encarezca los créditos, en lo que juega sin duda un papel importante el componente extranjero del sector, que quedará sujeta a las polí

- puede haber también fuga de capitales locales. De hecho, en Argentina y Brasil ya ha habido un adelanto de esta tendencia, en los últimos meses del 2008, por cifras importantes, en el caso brasileño el monto fue de 13000 millones de dólares, elevándos

- el impacto directo del desplome de la burbuja financiera entre las empresas latinoamericanas que habían invertido en colocaciones. Es el caso de empresas brasileñas (Sadia, Aracruz, Votorantim) y mexicanas (Comercial Mexicana, Vitro, Cemex).

- los avances en la evasión fiscal, que es uno de los aspectos positivos del período de auge, muy posiblemente quedarán sometidos a prueba en la nueva etapa.

- donde el turismo extranjero es importante (9% del PBI regional), se reducirán los flujos, como otro derivado de su menor consumo, arrastrando además al negociación de la construcción e inmuebles.

1 En el caso argentino, los problemas se extienden a una creciente remisión de utilidades de...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba