El desenlace ofrece varios candidatos

 
EXTRACTO GRATUITO

Seis candidatos comprimidos en cuatro puntos y con cinco fechas por delante. La definición de la Zona 1 del Torneo Transición acelera el pulso. Lo certifica Arsenal, que estuvo a minutos de treparse a lo más alto de la tabla de posiciones, aunque Belgrano, una especie de bestia negra, le desdibujó la sonrisa: los cordobeses acumulan siete partidos sin caer frente a los de Sarandí. Juntos protagonizaron un encuentro con cambio de mando en el resultado y en el que nadie especuló. Mirar el arco del rival en un terreno rápido y traicionero por la lluvia fue determinante para tantas emociones, donde seis goles en un tiempo, el segundo, aplican a la calificación de partidazo.

Lo que pasó en el Viaducto es una muestra de que en el fútbol argentino no existen los rivales cómodos, que el equipo que viene a los tumbos tiene la capacidad para levantarse ante el más encumbrado y arruinarle lo que se presume una fiesta o un paso seguro. Belgrano, sin ir más lejos, es el club con más caídas fuera de su casa en el año -cinco-, pero resultó lo suficientemente duro como para desanimar a un rival que saboreaba el éxito y se encontró con un gusto amargo. Está a la vista, la diferencia que existe en la tabla de posiciones no siempre se traslada al campo de juego.

La jornada de los clásicos marcará a fuego los planteles: los ganadores saldrán energizados para el sprint final, mientras que aquellos que dejen puntos en el camino sentirán, además, del golpe deportivo, también un fuerte cimbronazo en el aspecto anímico. Un breve repaso del fixture refleja que habrá lucha y paridad hasta el último capítulo, también que no hay ningún aspirante que no deba cruzarse con otro de aquí al desenlace, aunque el cronograma le resultaría más aliviado a Godoy Cruz y un poco más pesado a Independiente.

Los mendocinos llevan dos encuentros sin triunfos, pero se sostienen en lo más alto, aunque ahora acompañados por San Lorenzo. En la hoja de ruta sólo Arsenal asoma entre los pretendientes a ganar la zona, aunque los dos clásicos con San Martín, de San Juan -en la próxima y la última- tendrán una atmósfera diferente. Manejar la ilusión será una tarea extra para el conductor Sebastián Méndez, que lidera un grupo compuesto por futbolistas con hambre de gloria pero que no están acostumbrados a lidiar con esta clase de situaciones de estrés. Al Ciclón, que ahora se enfocará en el torneo local, los clásicos apurarán su recorrido: Huracán, Independiente y River, los próximos tres...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA