Cuestiones penales previas en la resolución del sumario administrativo

Autor:Matías Tonon
Cargo:Abogado Especialista en Derecho Penal y Ciencias Penales (USAL). Abogado de la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y Lucha contra el Narcotráfico. Profesor de Derecho Civil I y V del Plan Franco Argentino USAL
Páginas:81-88
 
EXTRACTO GRATUITO
Cuestiones penales previas en la resolución del sumario administrativo.
Autor: Matías Tonon. Abogado Especialista en Derecho Penal y Ciencias Penales (USAL).
Abogado de la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y Lucha
contra el Narcotráfico. Profesor de Derecho Civil I y V del Plan Franco Argentino USAL
I.- Introducción.
Desde sus orígenes, el denominado Derecho Administrativo Sancionador formó parte
del Derecho Penal, en virtud de la esencia misma de dicha materia, dado que ambos al
tener por fin la investigación de hechos, en principio ilícitos, determinado la existencia o no
de los mismos y el reproche que de esa conducta pueda efectuarse a un sujeto
determinado, demostraba que se trataba en los dos casos de la aplicación de la última ratio
del ordenamiento jurídico positivo.
Sin embargo, el desarrollo y la evolución doctrinal y jurisprudencial han llevado a que
éste último comience a regirse por principios y preceptos que le son propios. Ahora bien, es
dable también indicar, que esa independencia no significa ruptura, pues siendo ambas
materias de carácter represivo, la aplicación de elementos esenciales del derecho penal
continúa existiendo en forma subsidiaria.
Así las cosas, no quedan dudas en afirmar que el derecho administrativo sancionador
concretado a través del procedimiento disciplinario es una garantía fundamental de un
Estado de Derecho. Este procedimiento se materializa en una serie de actos y actividades
que tienden a determinar la existencia de infracción, falta o incumplimiento de parte del
agente estatal. Y al mismo tiempo que es una garantía de un Estado de Derecho también
es la garantía fundamental para el agente, quien podrá ejercer su defensa sin el asedio de
persecución arbitraria de sus superiores.
Estamos entonces ante ramas jurídicas autónomas, aunque, como se manifestara
precedentemente, se encuentran vinculadas porque su función es hacer respetar las
normas sociales y porque, en ciertas ocasiones, el derecho penal puede prevalecer
respecto del disciplinario.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA