Cuáles son los sectores más dinámicos para encontrar trabajo

“Solo un régimen laboral moderno y adaptado a las nuevas necesidades del mundo productivo, que cambie el viejo paradigma de la dialéctica confrontativa por el nuevo modelo de colaboración y productividad, permitirá a nuestro país tener una fuerza de trabajo competitiva, con un empleo registrado y socialmente protegido”, advierte Daniel Funes de Rioja, Presidente de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (COPAL),

Con un empleo privado formal, sobre todo asalariado, que no termina de arrancar, la perspectiva tiene algo de incertidumbre, aunque la expectativa es buena. La diferencia entre la proporción de empresas que esperan aumentar sus dotaciones y aquellas que esperan disminuirlas arrojó en diciembre de 2017 un valor de 6%, según datos del Ministerio de Trabajo. Se relevaron en ese mes un total de 3234 empresas en los principales aglomerados del país, aunque el Gran Buenos Aires tiene un peso en la participación del empleo del 66%.

En términos interanuales, el empleo privado formal tuvo un aumento del 1,8 por ciento. Los sectores que más crecieron fueron los de la construcción (+11,8); servicios comunales, sociales y personales (+2,6%); comercios, restaurantes y hoteles (+2,3%), y servicios financieros (+1,6%). Del otro lado del péndulo, decrecieron la industria manufacturera (-1,4%) y transporte, almacenaje y comunicaciones (-0,7%).

“Las estadísticas del Indec dicen que poco a poco hay algo de creación neta en el empleo. La tasa de desocupación (8,3% para el tercer trimestre de 2017; la información para el cuarto trimestre estará disponible el 27 de marzo) baja lentamente. Empleo y subempleo están entre estable y un poquito mejor”, dice Ernesto Toker, a cargo del Servicio de Empleo de la Amia.

El crecimiento del empleo se da, sobre todo, en las actividades no calificadas (+4,0%), técnicas (+1,9%) y operativas (+1,3%), mientras que para los profesionales hay un mercado con mayor complejidad (+0,1% es su crecimiento interanual), según los datos oficiales.

De aquí se desprende la preocupación del Gobierno y su expectativa sobre los empresarios para que sean generadores de empleo de calidad. De su lado, todavía no ven beneficios en materia de costos laborales.

Un nuevo informe de Ieral, realizado por Jorge Vasconcelos, consigna las razones de la falta de creación de empleo en el sector asalariado privado formal: “Es probable que Hércules, de poder elegir, hubiera preferido enfrentarse a la Hidra de Lerna, una...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba