'Cristina inocente', el plan que avanza con la campaña

 
EXTRACTO GRATUITO

La campaña del kirchnerismo transita desde su inicio por dos carriles paralelos y simultáneos. Por un lado, circula el proyecto para volver al gobierno con Alberto Fernández al frente, con algunas promesas y muchas críticas al oficialismo. Por el otro, avanza, y se aceleró en los últimos días, la batalla por la absolución (social) de Cristina Kirchner.No estamos, como se ha dicho, ante un remix de aquella vieja fórmula setentista expresada en el lema "Alberto al gobierno, Cristina al poder". En 2019, es "Alberto presidente, Cristina inocente".Las dos carreras, sin embargo, no discurren de igual manera. Las dificultades y varias inconsistencias con las que transcurre la campaña presidencial contrastan con la ausencia de fisuras con la que se desarrolla el plan para exculpar a la verdadera jefa del espacio opositor. Evidencia de prioridades y de urgencias.Un consenso atraviesa el espacio cristinista. Los dos carriles confluyen en una estación final de beneficios múltiples. Si se logra instalar la idea de la persecución político-judicial, y la consecuente victimización de la candidata, fuera de los círculos de militantes y fanáticos, será más fácil el camino para recuperar el poder. Mucho más sencillo que intentarlo con una candidata a vice condenada socialmente por buena parte de los votantes. Aunque la Justicia demore sus fallos para después de las elecciones.El plan "Cristina inocente" adquirió en las últimas semanas una dinámica acelerada para darle más posibilidades de expansión y penetración, sobre todo en el núcleo más blando de votantes, esos que hoy afirman que no votarían a los Fernández pero que no dicen que nunca los votarían. Los que pueden definir la elección.La estrategia no consiste en negar o responder por la responsabilidad de la expresidenta en los hechos por los cuales suma más de una docena de procesamientos. Se trata, como viene haciendo enfática y obviamente su compañero de fórmula, de desacreditar a los jueces y sus investigaciones.Para constatar la existencia y la vigencia de este carril de la campaña, basta con revisar el timeline de las cuentas en las redes sociales de los principales referentes kirchneristas. Rápidamente se advierte una explosión de manifestaciones en aquel sentido, replicadas hasta lograr su viralización.No puede haber fisuras ni desmayos en ese objetivo fijado desde lo más alto de la conducción. La prueba más reciente y explícita de la centralidad del plan fue expuesta ayer en el gran en LA...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA