Cataluña: es hora de pensar en nuevas soluciones

 
EXTRACTO GRATUITO

El separatismo nacionalista no es mayoría, pero sigue vigente en Cataluña. Es la conclusión principal que emerge de los resultados de las recientes elecciones realizadas en esa complicada región de España, en un ambiente de paz, legalidad y respeto.

Los separatistas lograron esta vez el 47,5% de los votos. No han crecido, ni disminuido. Ni se han derrumbado respecto de lo sucedido hace dos años, pese a toda el agua que, desde entonces, ha pasado turbulentamente bajo el puente. No han podido superar los dos millones de votos en un padrón de peso evidente, que está compuesto por unos cinco millones y medio de catalanes.

La fuerza política del actual primer ministro español, Mariano Rajoy, el Partido Popular, sufrió, en cambio, una inocultable aunque no demasiado inesperada catástrofe, y quedó muy lejos del ganador. Apenas cosechó un escuálido 4,2% de los votos.

La fractura social y política catalana sigue siendo grave. Queda más que claro que el diálogo es el único camino para tratar de aunar voluntades en una zona en donde la violencia y el desapego a la ley venían siendo la regla. Practicar el sano debate es indispensable y debe ser comprendido por todos los actores.

El próximo parlamento local asumirá el mes próximo, en un escenario muy similar al anterior. La voz del tozudo separatista Carlos...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA