'La analogía en la comprensión del buen vivir'

Autor:Lourdes María Aguilar Rodriguez
Páginas:15-35
 
EXTRACTO GRATUITO
15
DOCTRINA
DERECHOS en ACCIÓN•PRIMAVERA 2016
15
La analogía en la comprensión del buen vivir.
por Lourdes María Aguilar Rodríguez
I. Introducción.
Este escrito discute en torno al concepto del buen vivir, un térmi-
no complejo con implicaciones ontológicas y epistemológicas
diversas, articuladas desde la interculturalidad y manifestadas
en fenómenos sociales y jurídicos contemporáneos como son los
casos de las nuevas constituciones del Ecuador y Bolivia.
El buen vivir es también un concepto que se puede discutir des-
de la hermenéutica, especialmente a la hermenéutica analógica
de Mauricio Beuchot y otros autores complementarios. En la
siguientes páginas se discutirá entonces el buen vivir a la luz de
la hermenéutica como uno de los principales referentes de la lo-
sofía contemporánea, en la que conceptos como interpretación,
analogía, comprensión, traducción y aplicación son relevantes
para el entendimiento de procesos jurídicos, históricos y sociales
que involucran la interculturalidad en América Latina.
II. Sobre el buen vivir como concepto analógico
Para Mauricio Beuchot la hermenéutica analógica es un
concepto que intenta mediar entre las hermenéuticas univocis-
tas y equivocistas1, entre ellas se coloca el modo de signicar
analógico, que sin reducir toda diferencia, alcanza suciente
semejanza como para que haya cierta objetividad y univer-
salidad. En este sentido, el concepto buen vivir se encuentra
analogado en diversos espacios y temporalidades a lo largo
de Latinoamérica y otros espacios del llamado Sur Global2
1 Ver: M. Beuchot, La herméutica como herramienta en la investi-
gación social. San Luis Potosí: UASLP, 2007.
2 Ver: B. de S. Santos, Conocer desde el Sur. Para una cultura política
emancipatoria. Lima: UNMSM, 2006.
DOCTRINA
16
DERECHOS en ACCIÓN•PRIMAVERA 2016
16
que, con diferentes denominaciones y algunas variaciones
lingüísticas y simbólicas según la región cultural, se ha lle-
gado a un acuerdo que más que hermenéutico, con relevancia
política que conforma el buen vivir como el enunciado con más
difusión y reconocimiento en el ámbito académico y social;
sin embargo, el concepto como tal no deja de tener conteni-
dos interpretativos complejos dependiendo del uso y la
territorialidad cultural referida.
Ferraris, estudioso italiano de la hermenéutica, analiza sus con-
ceptos clave y discute como la interpretación es una palabra
que se adapta a muchas operaciones no necesariamente vincula-
das entre sí, la interpretación es la expresión lingüística propia
de los seres humanos, aunque según Del Alma, también de los
animales, de símbolos que resultan universales y que derivan de
impresiones presentes en el alma, a través de sonidos particulares
(o sea variables según las diferentes lenguas)3. Algunos ejem-
plos de estas diferenciaciones socio- lingüísticas con respecto al
concepto del buen vivir son los siguientes pueblos: Aymara en
Bolivia con “Suma Qamaña”; Guaraní en Paraguay, “Ñandereko”;
Ashuar en Perú con “Shiir waras” y el pueblo Mapuche en Chile
con “Küme Mongen”4 . En el caso mexicano “el pueblo Tzeltal
habla de “Lekil Kuxlejal”: la vida buena, no como un sueño inexis-
tente sino como un concepto que a pesar de haberse ido degeneran-
do puede recuperarse”5 . La manifestación de buen vivir más em-
blemática en la actualidad, junto con el “Suma Qamaña” boliviano,
3 M. Ferraris, La hermenéutica, D.F.: Aguilar, Altea, Taurus, Alfaguara,
2000., pp. 23-25.
4 J. Vanhulst y A. Beling, “Buen vivir : la irrupción de América Lati-
na en el campo gravitacional del desarrollo sostenible”, en Revista
Iberoamericana de Economía Ecológica, vol. 21, Quito, 2013, p. 13.
5 F. Houtart, “El concepto de sumak kawsay (buen vivir) y su corre-
spondencia con el bien común de la humanidad”, en Revista de Filoso-
a, vol. 69, n.o 3, Quito, 2011, p. 14

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA