Afirman que a las dos partes les conviene negociar pronto

 
EXTRACTO GRATUITO

es el mejor camino que les queda a la Argentina y a los fondos buitre tras el fallo de ayer de la Corte Suprema de Estados Unidos.Así lo indicaron a LA NACION abogados que siguen de cerca el expediente de los bonistas que demandaron al Gobierno, que consideraron que un nuevo default provocará serias consecuencias para la Argentina, pero también de la posibilidad de cobrar.Los expertos legales aseguran que es complicado pero no imposible que el país consiga que la justicia norteamericana mantenga el "suspenso" hasta después del pago de los bonos Discount que debe realizar a fin de mes, por los pasos procesales que aún quedan por dar.Y entienden que la Argentina podría ofrecerles a los holdouts un bono sin quita nominal, pero sí a dos o tres años de plazo, si le manifiesta rápidamente al juez Thomas Griesa su disposición para negociar de "buena fe", tal como lo pedía el magistrado.También consideraron muy complicado que el país retome su plan de pagar a los bonistas reestructurados en Buenos Aires, porque cualquier señal de complicidad por parte de terceros (agentes de pago) podría ser paralizada por la justicia norteamericana."Los abogados del Gobierno deberían hacer una rápida presentación para mantener el stay mientras se discute ante el juzgado de Griesa la forma de cumplimiento de la sentencia", dijo el abogado Lucas Piaggio.El abogado Marco Schnabl, socio del estudio Skadden, sostuvo que la negociación "depende del apetito que tenga la Argentina por entrar en un default, porque una vez que este evento se produzca, todo se irá al cuerno y eso tampoco les conviene a los demandantes".Si efectivamente decide negociar, "ambas partes pueden pedirle a Griesa una extensión del plazo de no innovar, demostrando que hay buena fe; pero todo lo que queda de ahora en más es más político que jurídico", opinó el especialista desde Nueva York.Pablo Giancaterino, abogado de bonistas minoristas, expresó que, tras la decisión de ayer, "lo natural es presentarse en el juzgado, como lo solicitó el juez, a una negociación de buena fe, que nunca existió".Oferta intermediaSobre la oferta que podría ser formulada a los demandantes, Schnabl dijo que "deberá ser más que lo que el país les pagó a los bonistas reestructurados, pero tampoco podrá ser el 100%, porque si no debería pagar casi 15.000 millones de dólares entre todas las causas por el default en Nueva York".En tanto, Giancaterino opinó que "salvo por la ley cerrojo en algunos artículos, hay que prever una...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA