ADN. Identidad adquirida vs. identidad heredada. Los genes,¿son nuestro destino?

Autor:María Elena Rebossio
Cargo:Medica (UBA)
RESUMEN

En el mundo de la ciencia y la investigación, se han hecho valiosos estudios avocados a dilucidar el enigma siguiente: “en qué medida aquello que somos es lo que heredamos de los genes de nuestros padres y cuanto refleja el ambiente en el cual crecimos”. (...)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

En el mundo de la ciencia y la investigación, se han hecho valiosos estudios avocados a dilucidar el enigma siguiente: “en qué medida aquello que somos es lo que heredamos de los genes de nuestros padres y cuanto refleja el ambiente en el cual crecimos”.

A lo largo de los años, este debate de la naturaleza versus el aprendizaje ha tenido una larga historia donde se ha resaltado la “marca genética” como factor primordial en las personas en lo que respecta a su inteligencia, carácter, amabilidad, etc. Pero gracias a la labor de diversos científicos y psicólogos avocados a develar los misterios de la transmisión genética y la influencia del ambiente en la conducta heredada, se han obtenido interesantes respuestas que nos acercan a poder comprender un poco más nuestra naturaleza humana.

Un poco de historia

El determinismo genético ha sido un importante dogma dentro de la Biología.

Charles Darwin propuso que el origen de las especies estaba dado por “factores hereditarios” transferidos de padres a hijos y que controlaban la vida del individuo. Esta premisa impulsó a los científicos a una irrefrenable carrera por desmenuzar al organismo humano hasta las estructuras más básicas.

En 1950 Watson y Crick logran descubrir la naturaleza de los “factores hereditarios”, esto es, la doble hélice de ADN, su naturaleza y función. Se instala entonces el dogma básico de la Biología Molecular que describe los mecanismos mediante los cuales el ADN controla la vida. Es entonces cuando en la incansable dicotomía entre herencia y ambiente la balanza se inclina a favor de la herencia. Se pensó que el determinismo genético era el único responsable no solo de nuestras características físicas sino también de nuestras emociones, nuestra personalidad, etc. Poco importaba entonces el entorno.

Genetistas y biólogos moleculares se aferraron a estos conceptos durante años siguiendo las premisas darwinianas, según las cuales los cambios en el ADN que se van dando en el proceso evolutivo son producto del azar, dejando de lado la adaptación e interacción con el ambiente y abrazando la idea basada en la naturaleza competitiva de la vida.

Hacia un nuevo paradigma
La Epigenética

En los últimos años los estudios científicos han avanzado extraordinariamente y gracias a importantes descubrimientos en el campo de la investigación llevados a cabo por el Dr. Bruce Lipton, Michael Meaney y Manuel...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA