Vuelo mortal a Carmelo: 'Pensé que mi casa se venía abajo'

 
EXTRACTO GRATUITO

CARMELO, Uruguay.- Luis Montero mira el cielo celeste y sus pensamientos vuelven 30 días atrás. No puede olvidar el ruido ensordecedor que lo sacó de la cama cuando estaba a punto de comenzar a ver la telenovela que todos los días mira con su mujer, Graciela González. Cuando se asomó, entre la densa neblina, sólo observó un "bulto oscuro" que volaba a muy poca altura. Era el preludio de la . Pocos minutos después, el Beechcraft Super King Air B-200 caía en las aguas del Río de la Plata y cinco personas morían. Otras cuatro lograban sobrevivir."Las paredes empezaron a temblar. Parecía que la casa se venía abajo", recuerda González. A ella el paso del , propiedad de Federico Bonomi, titular de la empresa textil Kosiuko, la sorprendió en el momento en que lavaba los platos después del almuerzo.Eran las 13.50 del 27 del mes pasado. "Sentimos un temblor y toda la casa que se movía", repite a LA NACION más de una vez Montero, de 63 años. Ambos trabajan como caseros de un campo situado a unos ocho kilómetros de donde cayó el avión.La casa donde viven Montero y González, de 60 años, está a 800 metros de la tranquera. Cuando los extraños entran en el campo son recibidos por tres perros juguetones, que ladran amistosamente. La mujer, de sonrisa amable, llama a su marido para que se acerque a los visitantes y dé los detalles del mediodía trágico en Carmelo."Ese día hubo mucho niebla. Desde la casa no se veía la tranquera", afirma a LA NACION Montero. No es extraño que por el campo . En tiempos de siembra, pasan avionetas para fumigar los terrenos. "Pero esa vez [por el 27 del mes pasado] el avión pasó a una altura que no era normal", cuenta Montero, mientras a su alrededor comen maíz 20 gallinas.Un mes después de la tragedia donde murieron Gustavo Fosco, de 53 años, director de Comunicaciones de Renault; Fernando Sánchez, de 45, jefe de prensa de esa misma compañía; Facundo Alecha, de 41, director de Personal y Organización de Royal Canin; Fernando Lonigro, de 44, gerente de TTS Viajes, y Leandro Larriera, de 43, piloto de la aeronave, la investigación judicial espera los resultados de los peritajes, a cargo de la Comisión Investigadora de Accidentes e Incidentes de Aviación (Ciaia) de Uruguay.Los restos del Beechcraft Super King Air B-200 están custodiados en un depósito del aeropuerto de Carrasco, en Montevideo, donde los peritos hacen su trabajo.Según informaron fuentes judiciales uruguayas, mientras espera el avance de los peritajes, la jueza del caso...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA