Juan Villoro: 'Me interesa un periodismo de tentaciones'

 
EXTRACTO GRATUITO

Buenos Aires le sienta bien al mexicano Juan Villoro. En su última visita, pudo seguir de cerca la puesta en escena de su obra teatral Filosofía de vida, que de la mano del director Javier Daulte y de los actores Alfredo Alcón, Rodolfo Bebán y Claudia Lapacó obtendría el premio ACE de oro del año pasado. Y en la anterior, aprovechó que durante esos días se jugaba el superclásico para conocer la Bombonera, experiencia que desarrollaría con detalle en su crónica "El aprendizaje del vértigo".Ahora, su participación en la Feria del Libro incluye el lanzamiento de Espejo retrovisor (Seix Barral), una amplia antología de sus cuentos y crónicas, en la que el lector puede descubrir leyendas de boxeo (el relato "Campeón ligero"), zapatistas en armas (la crónica "Los convidados de agosto") o un paisaje devastado como el de Santiago de Chile tras el terremoto 2010 ("El sabor de la muerte"), catástrofe que Villoro vivió en primera persona, de paso por Santiago para dictar una conferencia en un congreso de literatura infantil.En Buenos Aires, lo más parecido a un sismo que le ha tocado vivir a Villoro tiene que ver con el fútbol, una de sus grandes pasiones. Hincha del poco glorioso Necaxa en México, en la Argentina no se declara fanático de ningún equipo por cuestiones de seguridad. "Quise hacerme de Rosario Central, guiado por el romanticismo futbolero de Fontanarrosa –explica–. Pero cuando fui a Rosario, a un taxista rosarino le comenté que había ido a Boca-River, y se limitó a decirme: «Eso no es nada. Acá nos odiamos más». Luego, en la charla que fui a dar, alguien me preguntó por mis preferencias, y cuando mencioné mi cariño por Rosario Central, más de 20 asistentes se levantaron y me esperaron a la salida. Ahí me dijeron que eran de Newell’s y me sometieron a un largo interrogatorio. Mientras respondía de la mejor manera posible, sin querer toqué a uno que me miró muy mal y me dijo: «Al rival no se lo toca». Así que preferí aceptar que no puedo ser hincha de ningún equipo argentino, porque no me siento con derecho a odiar."Escritor todoterreno (novelista en Arrecife, cuentista en La casa pierde, ensayista en De eso se trata), dramaturgo, maestro de periodistas y columnista en la prensa mexicana, Villoro combina sus zonas de interés narrativo con la reflexión sobre el trabajo periodístico y la política mexicana, hoy protagonizada por el espeluznante regreso al poder del PRI. Sin embargo, a pesar de la variedad de géneros y preocupaciones, su mirada nunca deja de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA