Una victoria de Cristina Kirchner

Las crisis son siempre consecuencias de un fracaso de la política. La diagonal que funcionó durante más de dos años, entre el gobierno de Macri y un peronismo racional, se atascó esta vez. O nadie pudo trazarla.

De esas frustraciones sacan provecho las propuestas extremas. ¿No fue, acaso, Cristina Kirchner la primera que, a principios de abril, presentó un proyecto para retrotraer el precio de las tarifas de servicios públicos a enero de 2017?

No fue ese el proyecto que terminó votando el Congreso, pero ningún peronista pudo sustraerse al ímpetu que la expresidenta le había dado al tema. Lo que salió no es, de todos modos, muy distinto.

Cuando se dice que las tarifas de gas y luz deben retroceder hasta noviembre del año pasado, como estipula el proyecto aprobado por el Congreso y vetado por Macri, en rigor se están retrotrayendo los precios a abril de 2017, que fue la última vez que aumentaron.

Es cierto que hay muchos peronistas que no quieren estar al lado de Cristina, pero nadie puede negar que ella tuvo la primera victoria política desde que se fue del Gobierno. Y que le propinó a Macri, directa o indirectamente, su primera derrota política. El conjunto del peronismo la ayudó. El microclima que viven senadores y diputados (los diputados, sobre todo) se retroalimenta de versiones y suposiciones que terminan siendo improbables certezas. En los pasillos de la Cámara de Diputados se hablaba en estos días de que llegará pronto el día en que deberá convocarse a una Asamblea Legislativa para elegir un nuevo presidente o que se deberán anticipar las elecciones presidenciales de octubre del año próximo. Algunos políticos acostumbran, por ansiedad o por conveniencia, dramatizar los conflictos políticos. Sergio Massa también anticipaba la renuncia de Cristina Kirchner en noviembre de 2013, poco después de que él ganara las elecciones bonaerenses y de que la entonces presidenta fuera operada en el cráneo. Ni Cristina renunció ni Massa tuvo una elección presidencial en su mejor momento político.

Massa fue también ahora el que hizo un boceto más presentable (comparado con el populismo sin medidas de Cristina) del proyecto de tarifas. No obstante, el exalcalde de Tigre no puede ignorar que retrotraer el precio de las tarifas a noviembre significaría que las tarifas volverían a tener el valor de hace más de un año en un país carenciado de energía. Cristina es Cristina y ya sabemos que a Massa lo mueven solo las encuestas. La pregunta inevitable es por...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba