Sin vergüenza

"No puede existir un concepto tan abstracto como la unidad".

(De Graciela Camaño, sobre el acto de diversos sectores del PJ.)

Hay palabras que se ponen de moda y otras que se jubilan. Según la diputada massista Graciela Camaño, la "unidad" que buscan distintos sectores del peronismo -incluidos compañeros de su espacio- es una abstracción. "Soy absolutamente contraria a esta jugada de algunos personajes", dijo en referencia a la foto que se tomaron juntos remanentes kirchneristas, solitarios randazzistas, conversos movimientistas y massistas huérfanos de aprobación partidaria.

El planteo sobre la abstracción del concepto "unidad" es interesante. Según el diccionario de la Real Academia Española, "unidad" es una propiedad que tiene todo ser, en virtud de la cual no puede dividirse sin que su esencia se destruya o altere. Si se toma al PJ como ese "ser", Camaño tiene razón. Es una abstracción que solo se corporiza en caso de dramática necesidad electoral, no sin antes cerrar los ojos, anular los oídos y taparse la nariz.

Hoy, cuando muchos políticos inventan palabras o las usan para graficar cualquier situación, filosofar sobre ese concepto es un lujo.

Con solo prestar rápida atención a lo que dicen nuestros dirigentes, basta con darse cuenta de que todo es "disruptivo", de que la cosa se viene "complejizando" en un contexto de "opacidad" que no "empodera" a la gente, hoy secuestrada por la "posverdad". La clave es "generar" nuevos "paradigmas" que nos saquen de la "zona de...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba