La utilización política de los niños

 
EXTRACTO GRATUITO

E l 24 de marzo último, en que se conmemoró el Día de la Memoria, hubo recuerdos oficiales sólo para los desaparecidos por la acción del terrorismo de Estado que combatió a las bandas subversivas con igualdad de recursos deleznables, pero hubo sólo olvido para las víctimas que cayeron en manos de los gánsteres de grupos como el Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP) y los Montoneros durante la década del setenta.

En el presente siglo se ha afirmado una cultura de Estado enderezada a cristalizarse sólo en la condena de uno de los bandos que tomaron parte en lo que fue una guerra sucia y despiadada. Es una cultura de estigmatización concentrada sobre la respuesta militar que siguió, primero dentro de un gobierno constitucional, al reclamo del presidente Juan Domingo Perón de "exterminar" a los terroristas que en el verano de 1974 habían procurado tomar el regimiento de Azul. La propaganda en esa dirección ha introducido a estas alturas una pusilanimidad que induce con frecuencia a pasar por alto la gravedad de tanta distorsión histórica.

No hay razones para ignorar una modalidad propagandística que se hizo presente el último 24 de marzo con un despliegue que denotaba reflejos de alguna vieja película de exaltación hitleriana debida a la cineasta Leni Riefenstahl. Chicos de entre 7 y 14 años participaron de la marcha organizada por el kirchnerismo mientras portaban camisetas estampadas con las consignas "Juicio y Castigo" y "La Cámpora". El afán de adoctrinar a menores no es nuevo en la política argentina: después de la muerte de Eva Perón, en julio de 1952, el presidente Perón se entregó en exceso al ya iniciado proyecto de la Unión de Estudiantes Secundarios (UES). Por aquella época, el líder del peronismo recalcaba públicamente la importancia del "adoctrinamiento" desde la escuela primaria.

Como en medio de una campaña electoral los candidatos suelen hablar con una ligereza que a veces los induce a decir que están dispuestos a levantar "todas las banderas del justicialismo", será oportuno destacar que la bandera de la UES no fue, precisamente, la mejor del peronismo, y que menos lo es la más moderna del kirchnerismo cuando utiliza a chicos que no han llegado aún a la adolescencia para promover causas de facción política. No sólo se reavivan viejos enfrentamientos y antinomias del pasado, sino también las imputaciones de irresponsabilidad institucional contra quienes tienen mandato hasta el 10 de diciembre próximo.

...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA