Una usina para el arte y los espectáculos experimentales

 
EXTRACTO GRATUITO

La Universidad Nacional de San Martín abrió al público este fin de semana un edificio de casi 7500 metros cuadrados, donde funcionará un centro de arte experimental a partir de abril de 2015. Ubicado en una antigua usina eléctrica del barrio de Abasto, en Sánchez de Bustamante y Bartolomé Mitre, el espacio tuvo su preinauguración a principios de mes con la presentación de la banda alemana Yellow Lounge. En la tarde de ayer, comenzaron las jornadas "Todo aquello que no es ópera", dedicadas a la obra de Mauricio Kagel, con la curaduría musical de Esteban Sebastiani. Las jornadas culminarán hoy con conciertos, proyecciones, charlas y performances.

Dirigido por la investigadora y docente Andrea Giunta, fundadora del Centro de Investigación de la Universidad de Texas, el proyecto de la Unsam contempla que allí se alojen las bibliotecas de la Fundación Espigas y del Cedinci (el mayor archivo de América latina sobre intelectuales de izquierda), además de una sala escénica para conciertos, espectáculos y muestras; un estudio de sonido y un centro de investigación. Hoy, a partir de las 18.30 y con entrada libre, se podrán escuchar obras como Atem, de Kagel; Telegramas, de Agustina Crespo; Esa Lare, de Valentín Pelisch, y Serenata, de Antonio Zimmerman. Entre una y otra pieza breve habrá proyecciones de videos de Jorge Macchi, como La balada de Matsuyama y Caja de música. Luego, con la participación de la Orquesta Sinfónica de Porto Alegre, dirigida por Manfredo Schmiedt, se exhibirá Film de film, de Macchi y Edgardo Rudnitzky. Todo en uno de los cuatro pabellones del enorme edificio donde, hasta la década de 1990, funcionó una subestación...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA