Con US$ 116.800 millones, el blanqueo casi duplicó la base imponible

 
EXTRACTO GRATUITO

El régimen de sinceramiento fiscal vigente hasta el viernes permitió blanquear activos hasta ahora no declarados de contribuyentes argentinos por 116.800 millones de dólares, cifra equivalente al 21,6% del producto bruto interno (PBI), y ya le aportó al fisco ingresos por 148.600 millones de pesos.

Pero el mayor aporte fue la casi duplicación de la base imponible del impuesto a los bienes personales, que rondaba los US$ 116.000 millones y ahora quedó establecida en US$ 226.000 millones, un 94% más.

Los resultados finales ubican al blanqueo argentino en el segundo lugar entre los más importantes del mundo, sólo detrás del que hizo en paralelo Indonesia -también finalizo el 31 de marzo- que sumó adhesiones por US$ 330.000 millones. Los datos fueron anunciados ayer en conferencia por el ministro de Hacienda, , y el jefe de la , .

El monto blanqueado es 16 veces mayor que el resultado de los dos lanzados durante los gobiernos de Cristina Kirchner (en 2008 y en 2013), pese a que las multas del actual eran superiores.

Casi el total de las inversiones declaradas (US$ 55.000 millones, de los 55.900 millones blanqueados por este concepto) se habían "refugiado" en el exterior. El grueso, repartido entre Estados Unidos (30%) y Suiza (26%). Algo similar ocurrió con los fondos en cuentas: US$ 25.900 millones del total de US$ 33.600 millones sincerados estaban fuera del país. En este caso, el 45% en Estados Unidos, el 32% en Suiza y el 9% en Uruguay, no en vano referida en el pasado como la Suiza de América latina.

Los porcentajes dejan a la vista el grado de desconfianza que supo generar el país, aunque a la decisión actual de adherir también aportó mucho el nuevo contexto global, caracterizado por un mayor intercambio información tributaria entre los países. No en vano el ministro Dujovne agradeció "el voto de confianza de los argentinos" que esto implica, "no sólo para el Gobierno sino para el país, ya que son activos que quedan sincerados de aquí en más", remarcó.

En lo que hace a inmuebles, por el contrario, la mayor parte de lo que salió a la luz estaba aquí (66%, unas 110.000 propiedades) y la menor porción (34%, otras 57.000) en el exterior, aunque -por razones de valuación- su aporte total al blanqueo, que llegó a los US$ 20.500 millones, se repartió en partes casi iguales.

"Para que dimensionen: es como si 220 countries de 500 casas hubieran salido a la luz a lo largo y a lo ancho del país", graficó no...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA