Uribe vs. Santos, el inesperado duelo que inquieta a Colombia

Bolívar y Santander, los dos próceres de la Gran Colombia, acabaron enfrentados por sus discrepancias sobre la gestión política de los territorios emancipados. Ambos plasmaron sus desavenencias en cartas y en las gacetillas de la época. Hoy, la guerra dialéctica entre Alvaro Uribe y Juan Manuel Santos se dirime en Twitter, la gacetilla de nuestros días.El ex presidente lleva tiempo arremetiendo contra su delfín, al que acusa de haber traicionado su legado. Y el mandatario, harto de recibir diatribas de 140 caracteres, comenzó a replicarle con golpes bajos. Un duelo de consecuencias imprevisibles que tiene en vilo a Colombia.El legado. Ese es el verdadero casus belli de esta inopinada batalla. Uribe, que abandonó la presidencia (2002-2010) con un 70% de popularidad, no concibe que el hombre al que le despejó el camino hacia la Casa de Nariño no le rinda una continua pleitesía. A su juicio, Santos ha descuidado los tres pilares de su mandato: la estrategia de "seguridad democrática", la política de cohesión social y el clima de confianza para la inversión. Los "tres huevitos", en la campechana terminología uribista.Uribe siempre pensó que Santos, su fiel escudero en Defensa, no se alejaría un ápice del "uribismo", la doctrina política que nombra oficiosamente al Partido de la U, creado por Santos y otros dirigentes conservadores a la medida del ex presidente. Pero no fue así. Y el delfín, con ínfulas de líder internacional, prefirió instaurar otro ismo: el "santismo", una propuesta de centro que no ha llegado a cuajar del todo en la opinión pública, pero sí ha logrado encolerizar a Uribe.Twittero infatigable, Uribe lleva meses despachándose a gusto con Santos, al que llegó a calificar de "mentiroso" en esa red social. "Mientras el gobierno [de Santos] busca la mediación del pte. de Venezuela para negociar con terroristas, nuestros soldados son asesinados", escribió el 30 de abril. Y no paró ahí: "El gobierno es el responsable de debilitar la seguridad democrática".Dos días antes, ya había cargado las tintas: "Más soldados asesinados; lo que iba bien, en retroceso". Y un poco antes, el 12 de abril, bombardeó a mensajes a Santos mientras éste concedía entrevistas con motivo de la Cumbre de las Américas: "Pte. Santos: derroche, legalización drogas, burocratismo, inseguridad, laxitud con albergues terroristas, lo contrario a la plataforma que lo eligió".Santos, que hasta entonces había mirado hacia otro lado, saltó al ring y le lanzó a su predecesor varios...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba