Triaca y Dujovne comenzaron a hablar del blanqueo laboral

 
EXTRACTO GRATUITO

El gobierno de comenzó a debatir sobre el otro blanqueo: formalizar el mercado laboral. El ministro de Hacienda, , visitó ayer a su par de Trabajo, Jorge Triaca, y le expuso su idea de rebajar aportes personales y contribuciones patronales para reducir el costo laboral. Triaca le explicó sus políticas específicas de incentivos y dijo que no basta con bajar impuestos.

El encuentro en el despacho de Triaca, que duró una hora, terminó con un compromiso de "unificar agendas" de medidas laborales y macroeconómicas para reducir el 35% de empleados informales.

Luego de haber logrado un blanqueo de más de 100.000 millones de dólares que estaban fuera del sistema, ahora el Gobierno encara otro blanqueo, el de los miles de trabajadores en negro.

Según pudo saber LA NACION, Triaca le expuso en detalle a Dujovne los programas en marcha para estimular a los empresarios a contratar jóvenes: exenciones de pagos de aportes y contribuciones patronales para determinadas edades y por tiempo determinado. Esto se aplicará, por ejemplo, a los trabajadores de las obras del Plan Belgrano, en el Norte del país.

También le explicó las negociaciones en marcha para reducir la litigiosidad laboral. El 21 de diciembre último logró media sanción del Senado la ley de Aseguradoras de Riesgo de Trabajo (ART), que introduce la intervención de comisiones médicas para evitar en lo posible juicios por accidentes laborales. Además, le habló de la futura modificación en el sistema previsional para blanquear trabajadores, o sea futuros aportantes.

"Esto no depende sólo de rebajar los aportes y las contribuciones patronales. Hay políticas específicas que tienen que articularse para reducir la informalidad", dijo Triaca en el encuentro. "Tiene que haber promoción impositiva y también exenciones y recursos fiscales", agregó. Triaca explicó, además, que los sectores de más alta informalidad son la construcción y el textil, entre otros.

También le propuso a Dujovne introducir en la agenda planes de capacitación laboral y formación profesional e incentivos al trabajo. También le explicó el motivo por el cual, por ahora, el Congreso no pudo aprobar la ley de primer empleo: reduce las cargas patronales y diversos sectores del peronismo consideran que ello implica una precarización laboral.

El ministro de Trabajo consignó que entre julio y octubre se crearon 40.000 empleos, luego de un primer semestre en el que se habían perdido 110.000 puestos de trabajo. Y que en noviembre las...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA