Tres mujeres fueron víctimas de manoseos y de exhibiciones obscenas en pleno vuelo

Cuando Laura C. O. subió al avión en el que viajaría de Bogotá a Buenos Aires nunca imaginó que el vuelo se transformaría para ella en una pesadilla. Otro pasajero, un argentino de 29 años, se sentó cerca de ella; en determinado momento, mientras la miraba, comenzó a masturbarse. La situación fue denunciada por la joven, colombiana, y confirmada por la tripulación de la aeronave. La justicia argentina procesó al hombre por el delito de exhibiciones obscenas, agravadas por haberlas hecho delante de un menor de edad.

El hecho ocurrió en el vuelo JJ8013 de la empresa Latam que despegó del aeropuerto de la capital colombiana el 19 de octubre y aterrizó en Ezeiza el 20. El acusado, identificado sólo como E. G., empleado de una clínica, estuvo preso siete días y fue liberado tras el procesamiento firmado por el ºjuez federal de Lomas de Zamora Federico Villena.

El atentado contra el honor de la joven colombiana no fue el único ataque sexual ocurrido recientemente en un vuelo a la Argentina. En su último turno, que terminó ayer, Villena tuvo otros dos casos, el fin de semana pasado. Esta vez, en sendos servicios de las empresas Air France y American Airlines (AA). Son los primeros episodios de este tipo en los que le tocó intervenir en los dos años que lleva al frente del Juzgado Federal Nº 2 de Lomas de Zamora, que tiene jurisdicción en la aeroestación, según informaron a LA NACION calificadas fuentes judiciales.

En el vuelo de la aerolínea europea, el imputado es un joven francés que llegó al país para participar de una competencia de aeromodelismo. En el caso de AA, en tanto, la víctima fue una profesora de fitness y el acusado es pariente de un encumbrado dirigente de un importante club de fútbol local.

La calificación legal del hecho en el que está imputado el ciudadano francés es similar a la del caso que tuvo por víctima a la chica colombiana: exhibiciones obscenas. El acusado, de 22 años, también fue descubierto cuando se masturbaba. En cambio, en el caso del vuelo de American, el sospechoso está imputado por un delito más grave: abuso sexual simple. Se lo acusó de haber manoseado a una pasajera en la zona púbica.

A pesar de que no hay muchas denuncias de este tipo de delitos en aviones, los tres casos ocurridos en poco más de una semana preocuparon a las aerolíneas. American Airlines informó que no opinará sobre lo sucedido mientras no haya una resolución judicial. Tanto desde Latam como desde Air France explicaron a LA NACION cómo es su...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba