La tragedia de LAPA, una carga judicial de la que fue absuelto por prescripción

 
EXTRACTO GRATUITO

Hace nueve meses, la Cámara Federal de Casación cerró el largo capítulo de la investigación judicial de la mayor tragedia de un avión comercial en suelo argentino: el despiste e incendio del Boeing 737-200 en su fallido decolaje hacia Córdoba desde el aeroparque metropolitano, el 31 de agosto de 1999, que dejó un saldo de 65 muertos.La Sala IV del máximo tribunal del país decretó el 11 de febrero pasado contra Gustavo Deutsch y Ronaldo Boyd. El paso del tiempo sin condena hizo que terminaran libres de culpa el al momento del accidente del avión matriculado como LV-WRZ, en el que se basó la película Whisky Romeo Zulú, de Enrique Piñeyro, un ex piloto de LAPA que renunció no sin antes advertirles a sus jefes que si persistían con su falta de atención a la seguridad aérea una tragedia con uno de los aviones de la empresa era sólo cuestión de tiempo.El sobreseimiento de Deutsch llegó al cabo de varias resoluciones en distintas etapas del proceso, fallos que no siempre le fueron favorables. Incluso, cada sentencia favorable llegó con fallos divididos. Por caso, el camarista de Casación Gustavo Hornos, en ocasión de la revisión de la sentencia absolutoria en el juicio oral, en 2011, votó por condenar a Deutsch y a Boyd por considerar que tenían responsabilidad en el caso por la falta de controles que permitieron la promoción del piloto que causó la tragedia, a pesar de que los antecedentes la desaconsejaban.Aquel 31 de agosto de hace 14 años, el LAPA 3142 debió partir desde la aeroestación porteña hacia Córdoba. Nunca llegó a levantar vuelo: el comandante de la nave, Gustavo Weigel, y su copiloto, Luis Etcheverry, omitieron realizar tareas elementales en la fase previa de despegue. Primero, el error garrafal de olvidar setear los flaps -planos variables de las alas- en la posición de despegue. Luego, cuando las...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA