El trabajo para renovar la ilusión

 
EXTRACTO GRATUITO

TANDIL.– Los rostros demuestran cansancio. El primer triple turno de la pretemporada deja su huella en el físico de los futbolistas de River. Nadie se queja, todos colaboran porque entienden que aquí, con el entorno serrano de fondo, empieza la tarea de reconstrucción que debe desandar el club. Son muchas las aristas que deben recuperarse para renovar la ilusión y sostener la esperanza de la gente, la primera en enfervorizarse. Este grupo está obligado a realizar un profundo cambio futbolístico, y ésa será la principal tarea del técnico Ramón Díaz, que finalizó el año envuelto en las críticas y la desconfianza de un público al que siempre tuvo de aliado. Los jugadores deberán comprender la situación, que no es crítica en los números, pero que precisa revertirse con rapidez para no sufrir sofocones en el futuro.La reestructuración futbolística empezará a vislumbrase en los primeros ensayos con pelota que ejecute el entrenador riojano, que el sábado agregó un partido amistoso con Quilmes, al encuentro con Estudiantes, en Mar del Plata. El DT, con la incorporación de Fernando Cavenaghi, sumó a un goleador, un delantero de área, y también un líder. La rápida resolución de la llegada del primer refuerzo le dio tranquilidad al cuerpo técnico, que en el pasado mercado de pases acumuló jugadores en el epílogo y a algunos de ellos recién los tuvo para jugar ya comenzado el torneo. El Torito, que se definió como un futbolista que se caracteriza por hacer goles y ayer anotó dos en un ensayo informal, deberá cumplir ese rol y así solucionar el déficit que demostró el equipo en el segundo semestre de 2013. Con el artillero definido, la imagen de Teo Gutiérrez deberá relanzarse luego de ser una de las figuras que más expectativas generaron, aunque nunca estuvo cómodo en la función. El colombiano, por características de juego, no fue el jugador de área que exigía el momento. Ellos serán los apellidos para marcarles el camino a los juveniles de jerarquía –Andrada, Simeone, Kaprof, Driussi– que tuvieron rodaje debido a las urgencias más que por maduración.El Pelado Díaz también precisa revalidar sus pergaminos, tanto como el liderazgo. Tendrá que recuperar el ojo clínico y un poco de la magia que les imponía a sus decisiones, ahora muchas veces cuestionadas. Cavenaghi se perfila para ser el capitán, por historia y porque en el grupo no hay nadie que se identifique como el delantero con el club. En el cuerpo técnico analizan retomar la idea de jugar con línea de tres...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA