Tomar riesgos y promover la diversidad, desafíos constantes

 
EXTRACTO GRATUITO

Como ya sucedió en el primer encuentro, en el segundo capítulo de la tercera edición de Management 2020, organizado por LA NACION y Accenture, estuvieron presentes las preguntas de dos CEO que participaron de versiones anteriores. En esta oportunidad, quienes preguntaron fueron Ricardo Caló, CEO de Sheraton y Starwood en la Argentina, y Fernando Joselevich, gerente general de Emirates Airlines para la Argentina y principales países de la región.

Quienes respondieron, esta vez, fueron Ricky Sarkany, fundador de la empresa de calzados Sarkany; Sergio Kaufman, presidente de Accenture para la Argentina y la región Sudamérica Hispana; Ignacio Noel, presidente de Sociedad Comercial del Plata; Silvia Tenazinha, CEO de Almundo.com, y Manuel Aguirre, director regional de desarrollo de negocios de CH2M.

La pregunta de Caló fue: ¿qué tan importante es la diversidad para lograr la transformación empresarial? Uno a uno, los panelistas fueron respondiendo.

Noel contestó que es fundamental, porque el concepto de fluidez del empleo es la necesidad de adaptabilidad a una realidad cambiante y mucho más dinámica, porque la comunicación fluye a una velocidad muy superior a la que hemos experimentado los que vivimos la época del correo, la estampilla y el fax. "Creo que la diversidad lo que permite es que la organización sea muchísimo más adaptable y capaz de responder", dijo el empresario.

Según Kaufman, para tirar para el mismo lado hace falta diversidad, ya que lo homogéneo da esa ilusión de productividad, pero también da una pérdida enorme de riqueza potencial. "Lo rico está en lo diverso. Si todos pensamos igual, nadie piensa. El resultado de gente que piensa igual, es un resultado pobre. No solo tenemos que tener tolerancia con la diversidad, sino que debemos buscarla", afirmó el ejecutivo.

Tenazinha sumó la diversidad al género. "Creo que hoy la mirada distinta hace muy rica la confrontación, mucho más divertida. Reuniones donde la mitad son hombres y la mitad mujeres hacen que el pensamiento vuele más alto. La integración de edad y de género es súper enriquecedora", opinó.

Sarkany, por su parte, dijo que convive muy bien con la diversidad. Contó que aprendió mucho más en el último año que trabajó a la par de su hija Sofía (26) que en los 10 años anteriores. "Ella es la primera de las cuatro, el resto ya se incorporó también. Una hace la comunicación y las dos más chiquitas son las que tomaron las decisiones sobre cómo y hacía dónde se debía dirigir la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA