Lo que quedó en el tintero

 
EXTRACTO GRATUITO

Edwin Talaverano visita cielo e infierno hípico, a menudo. Recibe críticas por no tomar decisiones acertadas con Quita Nistel el día de las Mil Guineas, y a las 24 horas se redime con Barty Nistel en la Polla de Potrancas sureña. Pierde la de Palermo por la cabeza, contra Ruiz Diaz, y nuevamente viaja al averno. No pasa un rato y gana la de Potrillos por medio pescuezo montando a El Moisés. El edén otra vez le da cabida.Jorge Ruiz Diaz tiene el arrojo de los jóvenes. El piloto que como Talaverano viste seguido la chaquetilla de Firmamento festejó antes del disco con Kalithea un triunfo que fue sólo por una testa. Si en esos tramos donde desplegó algarabía en vez de rigor la yegua se relajaba y perdía, al jockey lo hubiesen velado de parado.Quita Nistel ganó uno de los cuatro G1 que corrió cuando tenía con qué llevárselos todos. Kalithea es otra hija del notable Exchange Rate ganadora de la Polla, como Querida Rebeca el año pasado. Anda derecha la padrillera de La Leyenda, pues Offlee Wild dio a Hortensius y Freud a Alex Rossi, ganadores de las Pollas de Potrillos en La Plata y Monterrico, este año.Vaya a saberse si El Moisés sigue el camino de la Triple Corona, por aquello de que José Mastellone, su dueño, no lleva caballos a San Isidro usando los colores de S. de B.Sir Fever, ganador de la Polla de Potrillos de Maroñas, impresionó aun mejor que El Moisés y Alex Rossi, este seleccionado aquí por Juan Carlos...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA