Temple Grandin: 'El miedo es una emoción universal que también mueve a los animales'

 
EXTRACTO GRATUITO

Temple Grandin comenzó a hablar recién a los cuatro años de edad y fue tardíamente diagnosticada con la enfermedad de autismo, Síndrome de Asperger y TDHA (Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad). Su historia de vida muestra su capacidad para transformar su problema neurológico en un descubrimiento constante sobre el comportamiento animal.Hollywood, la industria del cine norteamericano, se interesó por esta mujer cuya enfermedad la llevo a recorrer caminos alternativos y demostró todo lo que podía aportar su observación distinta, su conexión con los animales y su manera de percibir el mundo. En 2010 se filmó una película que lleva su nombre y que protagonizó la actriz Claire Danes, despertando la esperanza de muchísimas familias de personas con dificultades similares.Grandin estudió en la universidad estatal de Arizona, y obtuvo su Ph en Ciencia Animal en la Universidad de Illinois. Actualmente es profesora de comportamiento animal en la Universidad de Colorado.La reconocida especialista en Bienestar Animal y diseñadora de instalaciones para el manejo de ganado, le encanta Sudamérica y en especial el Uruguay. Estuvo por primera vez en 2004, regreso en 2008 y 2012 y en su reciente visita fue invitada a dar una conferencia en el 60th International Congress of Meat Science and Technology, Icomst 2014, que se realizó en la semana del 17 al 22 de agosto en Hotel Conrad. "Sudamérica tiene empuje" subraya, cuando comenta sus charlas sobre comportamiento animal y el uso de técnicas humanizadas en frigoríficos de Argentina, Brasil, Uruguay y Chile.-¿Cómo descubre usted la manera en que los animales se comunican?-El miedo es una emoción universal que también mueve a los animales a escapar de sus predadores. La investigación científica permitió hacer un mapa de los circuitos del miedo en el cerebro de los animales y en las personas. Ambos pueden desarrollar recuerdos permanentes e imborrables. Un buen ejemplo sería un caballo que ha golpeado su cabeza contra la entrada de un acoplado de transporte cuando se lo sube por primera vez. Esto puede hacer que sea difícil de embarcar por el resto de su vida. Durante la manipulación y movimiento de animales, uno se comunica con ellos. Hay que cambiar posiciones para inducirlos a moverse. Las personas nunca deben gritar a los bovinos o a los cerdos. Los manipuladores deben mantener siempre la calma.-Usted ha explicado en varias conferencias que percibe la realidad en forma secuencial, podría...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA