Los tatuajes y el piercing en el mundo del trabajo

 
EXTRACTO GRATUITO

Los tatuajes y los piercings se encuentran en el punto justo de transición donde es posible identificar el contraste entre el mundo laboral y el mundo real.Un artículo de BBC Mundo aporta algunos datos muy interesantes respecto del tema, que sigue siendo controversial, muy especialmente en la cobertura de puestos de trabajo de oficinas y atención al público.Según Career Building, conocido portal de empleos, el 37% de los empleadores tendría reparos en ascender a quienes portaran piercings, y el 31%, a los que tuvieran tatuajes visibles. Estas cifras se contraponen casi simétricamente con otra encuesta realizada en Estados Unidos, en la que se encontró que el 38% de los entrevistados de entre 18 y 29 años tenía, por lo menos, un tatuaje y el 23%, piercings en otros lugares del cuerpo que no fuera el lóbulo de las orejas.Es decir, los empleadores que objetan el arte corporal visible estarían dispuestos a rechazar de plano al mayor talento conocido si es que se presenta con alguno de estos ornamentos, así se tratara de un sosías del mismísimo Steve Jobs.Interesante ejemplo, porque este genio de la innovación fue un verdadero desastre respecto de su apariencia, cuando intentaba obtener sus primeros trabajos.No obstante, la resistencia se manifiesta en muchos casos. BBC Mundo menciona que la cadena de tiendas Macy’s tiene como política evitar "los piercings faciales y los tatuajes excesivos que puedan distraer u ofender a los clientes".Con gran acierto, un vocero del comercio fue interrogado sobre el significado de excesivo y no supo responder. Y si ensayáramos por las nuestras identificar los límites entre lo normal y lo excesivo, nos encontraríamos en un serio aprieto.Tal vez encontraríamos tantas respuestas diferentes como personas consultadas. Pero hay otros establecimientos que también lo tienen muy claro. El Hospital de Ottawa...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA