Tangos para ricoteros

 
EXTRACTO GRATUITO

Si Oktubre en los ochenta y Luzbelito en los noventa significaron el grito ahogado y oscuro de una legión de seguidores de Patricio Rey y Los Redonditos de Ricota; Elogio de la oscuridad, el tercer álbum de la orquesta típica Ciudad Baigón, continúa esa misma senda estética desde el tango, para legarle un puñado de himnos a su propia generación. Y es que una huella indeleble marca la trayectoria de Ciudad Baigón, desde esa influencia adolescente de los discos de Los Redondos y Pugliese; la decisión de bautizarse con el nombre de un tema del Indio; el tributo Tangos ricoteros, realizado durante el Festival de Tango de 2010; y la aparición de su nuevo trabajo, donde estrenan doce composiciones nuevas, que plasman la pulsación desesperada de una escena under del tango invisibilizada. El círculo estético se completa con la colaboración del Indio Solari, que contribuyó con dos letras inéditas ("Una manera difícil de imitar un gallo" y "Las ventajas de rezar solo") musicalizadas por la orquesta para esta producción independiente.Ésta es la historia de cómo una orquesta independiente surgida hace siete años y uno de los íconos populares de la cultura rock terminaron por sellar el pacto de amistad definitivo entre la patria tanguera y rockera. "Para nosotros fue todo un gesto hacia nuestra generación de su parte. Sabemos que a partir de esto mucha gente joven descubrirá que el tango está vivo y existe en esta ciudad", declama Hernán Cabrera, el director de la orquesta Ciudad Baigón, que presentará su nuevo disco el sábado 5 de abril, en la fábrica IMPA (Querandíes 4290).Todo comenzó en 2010. Después de aquel inédito concierto donde la orquesta Ciudad Baigón adaptó varios de los himnos de Patricio Rey y los Redonditos de Ricota a la sonoridad y pulsación tanguera, el joven director de la típica recibió un mail inesperado del Indio Solari agradeciendo el tributo. Hubo un par de intercambios amables de mails hasta que, en 2012, Hernán Cabrera sintió la necesidad visceral de escribirle nuevamente. "Teníamos el nuevo disco en un setenta por ciento terminado y sentí que podíamos preguntarle si quería colaborar de alguna manera. Por el feedback que habíamos tenido en aquellos primeros correos me parecía que algo me iba a responder y me tiré a la pileta". La respuesta del Indio no se hizo esperar. Al otro día la orquesta recibió en su casilla dos letras inéditas de su puño y letra. "No lo podía creer. Estaba shockeado. Nos llevó un año musicalizarlas hasta que decidimos...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA