Submarino ARA San Juan: batería de preguntas a los jefes navales

 
EXTRACTO GRATUITO

Llamó por teléfono y avisó: "En una hora estoy ahí". El presidente fue muy preparado ayer, poco antes del mediodía, al edificio Libertad, con preguntas técnicas y precisas sobre las hipótesis que giran en torno de la explosión del y los esfuerzos por rescatar a sus 44 tripulantes. Lo esperaban el jefe superior de la Armada, almirante Marcelo Eduardo Hipólito Srur, con la conducción superior naval y los jefes de las otras fuerzas.

La firmeza con que Macri aseguró que el submarino "va a ser recuperado" se interpretó como un mensaje sin ambigüedades a la cúpula de la Armada, especialmente a quienes empezaban a considerar que podrían existir dificultades técnicas y operativas en el rastrillaje del submarino, si se confirma que permanece a unos 600 metros o más de profundidad. Algún marino le deslizó ese obstáculo y la respuesta fue contundente: "Vamos a rescatarlo".

Los posibles efectos de la onda expansiva, las funciones fijadas para cada unidad nacional y extranjera en la organización del operativo, los tiempos que se manejarían y la decisión de no ahorrar empeño en el rescate del submarino son algunas de las inquietudes con que Macri arribó a la sede naval, en helicóptero, acompañado por el ministro de Defensa, Oscar Aguad; el secretario general de la Presidencia, Fernando De Andreis, y el secretario de Asuntos Estratégicos de la Cancillería, Fulvio Pompeo.

El jefe del Estado permaneció cuarenta minutos en la sala, con intensas preguntas y respuestas que lo dejaron conforme, frente a la mesa ovalada de la Sala de Situación, en el 12° piso del edificio Libertad, donde dos días antes había sido escenario de un tenso encuentro con los jefes navales.

Una fuente del oficialismo estimó que el...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA