Submarino ARA San Juan: batería de preguntas a los jefes navales

 
EXTRACTO GRATUITO

Llamó por teléfono y avisó: "En una hora estoy ahí". El presidente fue muy preparado ayer, poco antes del mediodía, al edificio Libertad, con preguntas técnicas y precisas sobre las hipótesis que giran en torno de la explosión del y los esfuerzos por rescatar a sus 44 tripulantes. Lo esperaban el jefe superior de la Armada, almirante Marcelo Eduardo Hipólito Srur, con la conducción superior naval y los jefes de las otras fuerzas.

La firmeza con que Macri aseguró que el submarino "va a ser recuperado" se interpretó como un mensaje sin ambigüedades a la cúpula de la Armada, especialmente a quienes empezaban a considerar que podrían existir dificultades técnicas y operativas en el rastrillaje del submarino, si se confirma que permanece a unos 600 metros o más de profundidad. Algún marino le deslizó ese obstáculo y la respuesta fue contundente: "Vamos a rescatarlo".

Los posibles efectos de la onda expansiva, las funciones fijadas para cada unidad nacional y extranjera en la organización del operativo, los tiempos que se manejarían y la decisión de no ahorrar empeño en el rescate del submarino son algunas de las inquietudes con que Macri arribó a la sede naval, en helicóptero, acompañado por el ministro de Defensa, Oscar Aguad; el secretario general de la Presidencia, Fernando De Andreis, y el secretario de Asuntos Estratégicos de la Cancillería, Fulvio Pompeo.

El jefe del Estado permaneció cuarenta minutos en la sala, con intensas preguntas y respuestas que lo dejaron conforme, frente a la mesa ovalada de la Sala de Situación, en el 12° piso del edificio Libertad, donde dos días antes había sido escenario de un tenso encuentro con los jefes navales.

Una fuente del...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA