Suben los aportes para empresas estatales

 
EXTRACTO GRATUITO

Cada vez resulta más caro financiar las empresas públicas que el kirchnerismo incorporó a la órbita del Estado tras ocho años de gestión. El año próximo las arcas del Estado tienen previsto desembolsar un total de 25.300 millones de pesos, más del doble que lo que se presupuestó para este año en ese rubro.Así se desprende de las planillas anexas del proyecto de ley de presupuesto 2012, el cual giró el Gobierno al Congreso para su aprobación. Allí se puede comprobar que las distintas empresas del Estado dedicadas a la energía, comunicación, transporte, educación, agua potable e industria insumirán más recursos que, por ejemplo, los que se destinarán a atender la totalidad de los servicios de salud ($ 17.900 millones de pesos) o de promoción y acción social ($ 11.200 millones) o vivienda y urbanismo ($ 5400 millones). El gasto total previsto para 2012 será de $ 505.000 millones.El presupuesto de las empresas públicas figura dentro de la jurisdicción Obligaciones a cargo del Tesoro, uno de los más voluminosos del proyecto oficial enviado al Congreso. Allí, en el acápite llamado "Asistencia Financiera a Empresas Públicas y Ente Binacional" se encuentran, entre otras, las empresas estatales dedicadas a la comunicación, como Canal 7 y Radio Nacional; la energética Enarsa; Aguas y Saneamientos Argentinos (AySA); la Empresa Argentina de Soluciones Satelitales (Arsat); el ferrocarril General Belgrano, y la Entidad Binacional Yacyretá.La empresa Aerolíneas Argentinas no figura en este lote; está presupuestada dentro del Ministerio de Planificación y, según el texto oficial, el año próximo insumirá casi $ 2500 millones.Si bien en el texto del proyecto no se especifica qué partida recibirá, de manera individual, el resto de las empresas públicas, sí se puede obtener un detalle más genérico según el sector al que pertenecen. En este sentido, resulta por demás llamativo el incremento que percibirán las empresas públicas del sector "Energía y Minería" respecto de la partida original de este año: pasará de $ 6000 millones de pesos a $ 15.200 millones, más del doble.La mayor parte de estos recursos los insume Enarsa para la importación de combustible, sin el cual el país caería en colapso energético. Esta política del Gobierno despierta innumerables críticas en la oposición y en especialistas en materia energética, que lamentan que la Argentina, por primera vez, deba depender de la importación y ya no pueda autoabastecerse de energía como...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA