Las sospechas que rodean la denuncia contra Marino

En voz baja y de manera reservada, para evitar las críticas de los , tanto en el oficialismo como en los principales bloques de oposición en el Senado se extiende como reguero de pólvora la idea de que contra ( - ) tiene un fuerte olor a jugada política.Es que, . No solo es vicepresidente de la Cámara alta, sino que preside dos comisiones que manejan suculentos presupuestos, como son la bicameral de Fiscalización de los Organismos y Actividades de Inteligencia y la especial de administración de la Biblioteca del Congreso."Esto viene del Gobierno", sostuvo ante LA NACION un senador peronista que, sin embargo, no supo explicar la causa que subyace detrás de la supuesta operación política contra Marino.No es el único que lo piensa. Las especulaciones varían desde el castigo hasta una supuesta rebeldía de Marino a los mandatos de la Casa Rosada, algo que nunca se vio en el recinto, donde siempre votó según los deseos del Gobierno; hasta un pase de facturas de la interna de Cambiemos en La Pampa.Este último fantasma ha sido agitado por Claudio Calabressi, el abogado que Marino eligió para que lo defienda en la causa por la denuncia de , y que desde hace dos semanas funge de vocero del senador ante los medios de comunicación.Sin ambages, Calabressi destaca cada vez que puede que Guebel menciona en sus apariciones mediáticas, sin que nadie le pregunte, la supuesta falsa denuncia por abuso sexual contra menores que se preparaba contra Carlos Mac Allister, el exfutbolista y precandidato de Pro en la interna de Cambiemos en suelo pampeano.Casualidad o causalidad, lo cierto es que sobre el mismo fenómeno pusieron la lupa en el kirchnerismo en una charla informal en la que se analizó la situación del senador pampeano.Marino sostiene que es inocente. Así lo dijo en el recinto en la última sesión del , el pasado 19 de diciembre. Unas horas antes, frente a sus compañeros de la bancada oficialista negó de manera enfática los hechos que denuncia Guebel. Pero no fue categórico en cuanto a las razones de la supuesta falsa acusación. "Es una operación o una venganza", aseguró el legislador cuando le preguntaron sobre el punto.Las palabras del senador pampeano convencieron a sus compañeros de interbloque. Sus correligionarios son los que más creen en su inocencia, apuntalando sus sospechas en el presunto carácter conflictivo de Guebel, quien pasó al despacho de Marino como adscripta y es empleada de la Cámara de Diputados, luego de haberse visto envuelta en...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba