La situación de Cristina acelera la crisis del FPV y el quiebre con el PJ

 
EXTRACTO GRATUITO

Son dos realidades que convergen. Por un lado, la del Frente para la Victoria (FPV), que desde hace meses convive con la compleja situación judicial de Cristina Kirhchner y, en los últimos días, con sus polémicas incursiones en los medios. Por el otro, la del PJ, que quiere concretar cuanto antes el quiebre definitivo con el kirchnerismo. Dos coyunturas que se cruzan y retroalimentan.

Aunque la semana pasada el escándalo alrededor del pedido de captura de Hebe de Bonafini sirvió para revitalizar al kirchnerismo más ortodoxo, el clima entre los "históricos" del FPV no es el mejor.

El malestar maceró en las últimas semanas desde el último regreso de Cristina Kirchner a Buenos Aires y, sobre todo, a partir de los argumentos que la ex presidenta eligió para defenderse de las denuncias en su contra cuando tuvo un micrófono enfrente.

Según pudo reconstruir LA NACION, en el FPV cayeron particularmente mal sus definiciones durante la entrevista del domingo último con Roberto Navarro en C5N. Sobre todo, la reacción tibia al caso de José López, el deslinde de responsabilidades en gobernadores por las irregularidades en la obra pública, con especial dureza contra José Luis Gioja, ex mandatario de San Juan, y la falta de mención -y afán de defender- a sus colaboradores más cercanos y antiguos, como el ex ministro de Planificación Julio De Vido.

Frente a eso, en el kirchnerismo creen que no es para nada casual que tres días después, ante la Justicia, López haya complicado a Abel Fatala y a Luis Bontempo, dos piezas clave del ministerio de De Vido y del manejo de la obra pública durante la última década, en la causa por irregularidades en la construcción de viviendas a través del programa Sueños Compartidos.

También observan que en el último tiempo Cristina priorizó los contactos con la militancia más joven por sobre los encuentros con dirigentes más antiguos, tal vez para esquivar el vacío y las ausencias. Ayer, de hecho, mandó un mensaje grabado a un acto del Partido Solidario, de Carlos Heller, en el estadio de Atlanta. "El país que queremos tiene que ser un país democrático y con acceso a los bienes y a los servicios para todos sus habitantes, donde la democracia sea también de carácter social y económica", les dedicó.

Frente a este panorama, ¿qué sostiene al kirchnerismo que todavía resiste la derrota y las complicaciones judiciales de su jefa y sus ex colaboradores?

"El kirchnerismo se abraza a sus convicciones,...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA