A Simeone lo ascendieron a gerente

 
EXTRACTO GRATUITO

Tanto se había hecho piel esa percepción pesimista en el Aleti que hasta un reconocido colchonero como Joaquín Sabina incluyó una oda a la derrota en el himno del centenario. Pero el hombre que lleva la tensión apretada en su mandíbula resolvió desafiar hasta la historia. Simeone no cree en la parte cómoda de la vida y con esa determinación martilla y atropella. El fútbol mundial está lleno de leyendas en la cancha que después el banco se devora. Claro que Simeone, dogmático y seductor a la vez, siempre sujeta las riendas de su destino. Así llevó a un equipo descabezado como Atlético de Madrid a la elite de Europa. ¿Misión cumplida? Al contrario, acaba de extender hasta 2020 su contrato. Siempre al revés de la percepción general. Este cazador de retos necesita sentirse a prueba.

Simeone representa la resurrección de un gigante destrozado desde adentro. El Aleti no le importaba a nadie más que a su fervorosa y sufrida grey. De completarse lo firmado serían nueve temporadas, casi una extravagancia en el planeta. Justo el Atlético, que durante el mandato de 16 temporadas del polémico Jesús Gil y Gil tragó entrenadores como caramelos, hasta triturar más de 30 apellidos masticables. La renovación del Cholo, como todo vínculo en este fútbol, es más un tema de formalismos que de auténtica duración. Porque hay cláusulas de salida, desde ya.

Quizá muchos se pregunten por qué se quedará en Madrid cuando una buena porción de Europa se rinde a sus pies? Atención: Simeone persigue ganar, ganar y ganar. Pero los cuatro tanques tienen sus puertas blindadas: a Real no iría, Barcelona defiende otro espíritu y Chelsea y Bayern Munich son de Mourinho y Guardiola. ¿Entonces? En Italia, su querido Inter está derrumbado. Y PSG juega en una liga de segundo escalón. La Premier League es atractiva y desafiante, los clubes de Manchester? pero el idioma -lo está perfeccionado- aún es una traba para alguien que se vale de la palabra para contagiar esa épica hasta la inmolación que ofrecía...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA