Sentencia Nº 41713 de Superior Tribunal de Justicia de la Pampa, 2019

Fecha de Resolución:26 de Abril de 2018
 
EXTRACTO GRATUITO

FALLO Nº 1179 - AUDIENCIA DE JUICIO DE LA SEGUNDA CIRCUNSCRIPCION JUDICIAL

Jueza: Dra. M.J..

General Pico, Octubre 24 de 2.019.

Legajo Nº 41713 - Caratulado: "MINISTERIO PUBLICO FISCAL C/ C.M.A. S/ AMENAZAS COACTIVAS Y TENENCIA DE ARMAS DE FUEGO EN CONCURSO REAL”

Visto y Considerando:

I) Que los días 16 y 17 de octubre del corriente año, en la Sala de Audiencias de Juicio de la Segunda Circunscripción Judicial, con la actuación unipersonal de la suscripta, se llevó a cabo la audiencia de debate oral en el Legajo Nº 41713, contra M.A.C., D.N.I. Nº 28.544.XXX nacido el 03/02/1977 en XXXProvincia de La Pampa), de 42 años de edad, soltero, empleado, hijo de H.E. y de M.E.M., domiciliado en calle XXX de XXX.

Intervino en representación del Ministerio Público F., la Dra. A.L.R., asistió en la defensa al imputado el Defensora Oficial, Dra. E.A.P..

II) Que el proceso se inició el día 26 de abril de 2018, en virtud de una novedad policial elevada por el Sargento de Policía M.R.R., en la cual refería llamado del CECOM, comunicando que en la calle XXX de XXX, una femenina tenia inconvenientes con su pareja, quien amenazaba con autolesionarse con un arma de fuego. Que posteriormente trasladaron a la femenina la Sra. G.V.C. a la UFGNyA en donde radicó la correspondiente denuncia, aduciendo que: hacía 23 años que estaba en pareja con el Sr. M.A.C. con quien tenía dos hijos en común llamados J.E.C. y L.E.C. de 21 y 15 años de edad respectivamente. Que la relación con M. en todos esos años había sido buena, teniendo discusiones propias de una pareja, pero que nunca las mismas pasaron a mayores. Que éstas se hicieron más frecuentes los últimos años y no podían mantener ninguna conversación sin que él se enojara, siendo que el problema se ocasionaba cuando ella le pedía ayuda económica para sus hijos, ante lo que M. le manifestaba que no tenía dinero, poniéndose muy agresivo. Que ante esos maltratos verbales que ella recibía, ésta le aclaraba que si la agredía físicamente iba a llamar a la Policía, a lo que él respondía que ella sabía muy bien que él poseía armas de fuego y que si daba aviso, las iba a utilizar para dispararle a la policía o lo iban a sacar muerto de la vivienda. Que si bien nunca la amenazó con sus armas, sí era intimidante en sus dichos y G. tenía temor a su reacción por sus hijos y por ella misma. Que el día 25/04/2018 siendo hs. 23:30 aproximadamente luego de que cenara con su hijo, se fue a acostar al cuarto y a los minutos se apersonó M. pidiéndole hablar, por lo que fue hasta la habitación de arriba donde dormía él, porque el día anterior ella le había pedido una suma de dinero para pagar la luz, pero él empezó a maltratarla, exaltado. Que bajó a la parte del comedor, donde allí en presencia de su hijo, el señor se puso muy agresivo, profiriéndole todo tipo de insultos, a lo que ella reaccionó empujándolo para que parara con las agresiones verbales, diciéndole que iba a llamar a la Policía. Que C.le adujo que si daba aviso al personal policial les iba a tirar a ellos o se iba a matar él. Que éste subió al piso de arriba de la casa, por lo que ella lo siguió de atrás, ya que imagina que iba a buscar algún arma de fuego, siendo que al estar en la habitación M. bajó de arriba del ropero una caja de madera que contenía un fusil, la abrió y tomó el arma. Que la damnificada al ver municiones en el interior de la maleta, las agarró, forcejearon y finalmente él se las quitó. Que L. intentaba calmar a su padre. Que en ese momento, G. bajó a la planta baja de la vivienda logrando llamar a la policía. Que en instantes se hicieron presentes dos motoristas de la Policía, mientras M. se había atrincherado en el interior de la vivienda, quedando ella en la vereda al igual que su hijo.

III) En el alegato de apertura la F. relató el hecho y sostuvo la acusación efectuada contra M.A.C., como así también la calificación legal de AMENAZAS COACTIVAS EN CONCURSO IDEAL CON TENENCIA DE ARMAS DE FUEGO DE USO CIVIL SIN LA DEBIDA AUTORIZACION LEGAL (Arts.149 TER inc. 1º, 189 BIS inc. 2º 1º Párrafo y 54 del C. ).

Por su parte, la defensa técnica del imputado, no realizó alegatos de apertura.

Cedida que le fuera la palabra al imputado C., declaró que el fin de semana siguiente al día del hecho sus amigos lo habían invitado para ir a cazar, por lo que ese día le estaba haciendo “mantenimiento al arma, que la tenía guardada”. Que la Sra. C. le había pedido dinero para pagar la boleta de luz. Que al llegar ésta a la noche a la casa, él la llamó al piso de arriba de la vivienda, para explicarle que no tenía ese efectivo y que usara ella el dinero que estaba juntando para cambiar el auto. Que comenzaron a discutir y bajaron a la planta baja. Que su hijo L. estaba escuchando música con los auriculares en el comedor. Que G.se puso agresiva y gritaba, por lo que intervino su hijo. Que al ver que la discusión se “subía” de nivel decidió dejar de hablar e irse a su habitación al piso de arriba. Que continuó haciendo “lo que estaba haciendo antes”, “mantenimiento” a su arma. Que G. subió y continuó peleandolo. Explicó que en la valija del arma había un plástico pegado con las municiones. Que ella para provocarlo se las arrancó. Que se las quitó y justo subió su hijo, quien lo vio con el arma en la mano. Adujo que éste nunca supo que le estaba realizando el mantenimiento porque se iba a ir a cazar. Que su pareja se retiró gritándole que si no se iba de la casa iba a llamar a la policía. Que en pocos minutos apareció la policía.

Manifestó que los dichos de la damnificada en cuanto a que el imputado decía que iba a “matar a los policías o se iba a matar el mismo” eran mentira. Que no quería que su hijo viera que se lo llevaban por la fuerza, por lo que le pidió al mismo que saliera de la casa. Que echó llave a la casa y habló con la policía a través de la ventana. Que le explicaba a los efectivos que no quería irse de allí, porque no tenía en donde quedarse. Negó haber amenazado a G.. Que amaba con locura a la misma y a sus hijos. Que ella había cumplido con su capricho de sacarlo a él de su casa por la fuerza. Que ella le había sido infiel en varias ocasiones. Que no entendía el motivo de la denuncia, ya que estaban separados desde hacía unos meses y habían acordado que él se iba cuando encontrara un lugar en donde vivir.

Refirió que luego de que lo dejaran en libertad, estuvo viviendo unos días en la calle, hasta que su hermana le prestó una habitación temporalmente. Que la damnificada le había hecho exposiciones porque su hijo iba a visitarlo y este no vivía en buenas condiciones.

A preguntas de la fiscalía, respondió que los problemas de salud que padecía eran por causa de toda la situación que había vivido con la víctima. Que el médico le había manifestado que dicha situación de estrés y nervios le había provocado que se “reventara” un divertículo en su intestino, por lo que tuvieron que cortarle este último. Que estuvo en pareja con C.por 25 años aproximadamente. Que trabajaban ambos.

Con respecto a un episodio anterior al hecho investigado, en donde había explotado un vidrio de la habitación del piso de arriba de la casa, explicó que ese día discutieron por unas cañerías. Que él le había hablado bien y ella lo insultaba. Que él también la insultó y ella enojada le “revoleo” con el control remoto de la televisión, pegándole en la cabeza. Que se retiró de la habitación y se chocó la puerta y “de bronca” le pegó una patada a la puerta. Que la misma se salió (puerta placa liviana, hueca) y cayó sobre la puerta balcón, rompiendo el vidrio. Que llegó la policía al lugar, por llamado de una vecina asustada que había escuchado la rotura. Que esta situación había ocurrido tres meses antes del hecho denunciado. Adujo que desde ese día, G. había decidido separarse, acordando que él se iba cuando encontrara un lugar donde vivir. Que a partir de allí, ella dormía en la planta baja de la casa con su hijo y el en la planta alta. Que los alquileres estaban “caros” y compraron un terreno a medias con su hermano, con un préstamo de dinero por parte de su madre. Que esto no se lo comentó a la damnificada porque ya estaban separados. Que en la actualidad no le pasaba la cuota alimentaria a sus hijos por su situación económica. Que el día del hecho fue a la comisaria en su auto y no en el de la policía. Que ese vehículo era de los dos. Negó haber amenazado con pegar un tiro a la policía o a él mismo. Que era una persona tranquila. Que no recordaba haber manifestado dichas amenazas. Reconocía haberse puesto nervioso esa noche en que ocurrió el hecho ante tantos efectivos policiales.

Respondió que él tenía 4 armas, dos registradas a su nombre y dos en desuso. Que ese fin de semana solo iba a usar el fusil que estaba limpiando.

A preguntas aclaratorias, contestó que el mantenimiento del arma consistía en la limpieza, lubricación, ajuste de la mira, etc. Aclaró que su hijo había visto que el acusado colocaba las municiones de ejercicio en el arma, pero que las mismas eran para carga y descarga del fusil. Que dichas municiones cumplían solo esa función, ya que ese fusil en específico, luego de unos tiros, se trababa y necesitaba efectuar carga y descarga de esa manera. Que era una limpieza o mantenimiento lo que estaba realizando. Que al momento de la discusión la noche en que ocurrió el hecho, él decidió subir a continuar con lo que estaba haciendo y seguramente cuando su mujer y su hijo, cuando subieron detrás de él pensaron “cualquier cosa”.

Finalmente respondió, que el estado actual de la caja del fusil no era el de esa noche. Que estaba cerrada, que la habían “forzado” seguramente.

IV) En cuanto a la producción de prueba se recibieron las declaraciones testimoniales de:

G.V.C., damnificada. H. exhibido su declaración en sede de fiscalía, reconoció su firma. Declaró que al día del hecho denunciado, ya la relación con el imputado “venía mal”. Que dormían separados, ella con su hijo en la habitación de planta baja y el imputado en la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA