La sede de la UTA, vacía y en ruinas tras la violenta toma gremial

 
EXTRACTO GRATUITO

"Al compañero Roberto Carlos Fernández", anunciaba una placa metálica destrozada, que correspondía a un premio que había recibido el secretario general de la Unión Tranviarios Automotor (UTA). A su lado, pedazos de vidrios rotos. Botellas de vino y cerveza vacías. Paredes agujereadas. Escritorios dados vuelta. .Así amaneció ayer la sede central de la UTA, tras la jornada de tensión que se vivió luego de la toma del edificio, en el barrio de Once, a manos de un grupo de oposición interna vinculados al dirigente Miguel Bustinduy, que ingresaron por la fuerza para pedir la renuncia del titular del gremio.Ayer, la actividad era nula. La CGT transmitió su apoyo al titular del gremio, y el líder camionero Hugo Moyano se despegó de los grupos que motorizaron la violenta toma. "Que digan que esto tiene que ver conmigo es un disparate, no tiene nada que ver", declaró.En el edificio, una pisada blanca quedó marcada sobre las puertas del despacho de Fernández. Entraron a patadas a la oficina. La escena se repetía en casi todos los sectores del edificio de Moreno al 2900, que tiene cuatro pisos.Todas las cajas fuertes quedaron vulneradas, aunque solo pudieron abrir una. Las cámaras de seguridad fueron arrancadas de sus respectivos lugares. El mobiliario lucía destruido. Sillas de oficina, monitores, computadoras, impresoras y otros artefactos tecnológicos, estaban desarmados y diseccionados en sus distintas partes. Los equipos que faltaban fueron robados.Pocas son las ventanas que permanecieron en pie. La mayoría quedaron destrozadas. Se podía sentir el crujir del vidrio roto al caminar por los pasillos. El piso tenía una textura pegajosa, por el engrudo que se había formado como consecuencia de los papeles mojados y destruidos. Son miles de documentos pertenecientes a la CGT y a la UTA, que el sindicato perdió y ahora busca recuperar.De algunos sectores, brotaba todavía un fuerte olor a vino y otras bebidas alcohólicas. En las paredes, los choferes que ingresaron violentamente al edificio pintaron con fibrón los números de las...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA