Secretos de la AFA: las oscuras rutas del dinero que genera el fútbol

 
EXTRACTO GRATUITO

En la (AFA) lo llaman "sobrecachet". Se refieren a los US$ 7 millones que de manera subrepticia cobró entre 2001 y 2011 de la firma brasileña dueña de los derechos hemisféricos de televisación, International Inc., por llevar a y al resto de sus grandes estrellas a las de Perú 2004, Venezuela 2007 y Argentina 2011. Pero eso sí: eran fondos secretos que todas las demás confederaciones de fútbol del continente jamás debían conocer porque cobraban mucho menos, según reconstruyó LA NACION sobre la base de documentos que prueban esos pagos y los testimonios de varios involucrados.

El acuerdo hasta ahora desconocido entre la AFA de J y Traffic comenzó en 2001, con el pago de US$ 1,2 millón, y continuó vigente en cada nueva Copa América hasta que la canilla se cortó, recién ahora, a partir de la explosión del .

La AFA se quedó así sin embolsar otros US$3 millones que el presidente actual, , debía negociar con Datisa, la empresa con sede en Uruguay que conforman , y Traffic, a cambio de poner en la cancha a Lionel Messi y compañía. Pero el escándalo mundial lo abortó. "Lo pedí, lo pedí", fue la respuesta de Segura, presidente de la AFA, cada vez que sus pares de comité ejecutivo o de la ya difunta "mesa chica" le reclamaban por el curso de las gestiones.

Así, de manera oficial, la AFA cobró US$ 668.940 de la Conmebol por su participación -más premios- en la Copa América de 2004. Pero de manera silenciosa recibió otro US$ 1,5 millón de Traffic. Por la de 2007, esa misma intermediaria le giró US$ 2,5 millones adicionales a los US$ 1.588.344 de la Conmebol y US$ 92.306 de la Federación Venezolana de Fútbol. Para la Copa América de 2011, organizada en la Argentina, la Conmebol distribuyó US$ 1.494.596, mientras que Traffic cedió otros US$ 601. 214 en concepto de "sponsorización y reintegros de gastos". Y a esa cifra hay que sumarles otros dos ingresos extraordinarios: US$ 3 millones de Traffic como "sobrecachet" y otros US$ 4 millones de la Conmebol para ayudar con la organización del evento.

Las cifras aparecen en documentos que la propia entregó ante un pedido de la legisladora porteña (Confianza Pública), autora de la denuncia que motivó la investigación de la jueza federal sobre el destino de miles de millones de pesos del . "Le solicité los números a Segura por una nota", cuenta Ocaña. Y agrega: "En 2011, los derechos televisivos de la Copa América (eran de Traffic) los había comprado el Estado, a través del Fútbol para Todos. ¿Por qué la empresa le devuelve entonces US$ 3 millones a la AFA? Pretendo que se los brinde a la Jefatura de Gabinete", postula la ex...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA