Sanz apura contactos con los 'heridos' de la UCR para unificar el partido

 
EXTRACTO GRATUITO

Ernesto Sanz lo tuvo claro no bien escuchó el veredicto de Gualeguaychú. Desde ese momento no sólo tendría que defender la alianza con Pro y, al mismo tiempo, competir con Mauricio Macri en las . También debería encarar la tarea de "juntar a los heridos" de la convención, reconstruir puentes con los impulsores de la alianza con Sergio Massa, que se fueron de la cumbre radical con las manos vacías.

El "plan ambulancia" no es sencillo. Requiere tiempo (que no sobra), paciencia y muñeca política. Está en marcha desde el mismo lunes pasado y tuvo las primeras manifestaciones públicas en el transcurso de la semana que pasó.

Sanz se reunió el miércoles con el jefe de la bancada radical en la Cámara de Diputados, Mario Negri, y el intendente de Córdoba y precandidato a gobernador, Ramón Mestre. La elección de los cordobeses para la primera foto pos-Convención no fue casual. Hasta anteayer, cuando radicales, macristas y juecistas lograron un acuerdo para definir el candidato a gobernador en una interna abierta, la elección del postulante en el segundo distrito electoral del país era un enigma y un problema. Los comicios cordobeses, sin fecha aún, serán una prueba crucial para la flamante

El mismo día Sanz recibió a Eduardo Costa. El santacruceño integra el grupo de radicales con chances de desbancar al kirchnerismo en sus provincias que prefería cerrar filas con Massa antes que con Macri.

La seguidilla se completó el jueves con el tucumano José Cano, cabecilla, junto con el jujeño Gerardo Morales, de los defensores del pacto nacional con Massa. Sanz y Cano compartieron una reunión con empresarios.

Las primeras citas transcurrieron con ruido de fondo. Los tironeos por los roles en un eventual gobierno de coalición entre Pro y la UCR monopolizaron el debate público y provocaron reacciones duras, justamente, entre los detractores del acercamiento a Macri. Muchos radicales, con Morales a la cabeza, vieron en esa primera discrepancia la prueba más clara de que el pacto con Pro era cualquier cosa menos conveniente para la UCR. En la "reconciliación" con los candidatos que en sus provincias tienen alianzas con Massa pesan dos temas centrales: el calendario electoral y la decisión de Macri sobre sus candidatos propios en esos distritos.

Morales se ilusiona con la posibilidad de que Jujuy desdoble su elección, una alternativa que el propio gobernador de la provincia, Eduardo Fellner, llevó a la Casa Rosada. Si quedara unificada, el radical podría colgar su...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA