Santiago Amodeo: 'Me gusta hacer comedias a corazón abierto'

Santiago Amodeo nació en 1969 en Sevilla. Su nombre y su filmografía son completamente desconocidos en la Argentina, al menos hasta ahora. Después de pasar por el Festival de Málaga, se estrenó en nuestro país su nueva película, Yo, mi mujer y mi mujer muerta, con Oscar Martínez como protagonista excluyente.Martínez interpreta a un reconocido arquitecto que ya pasó los 60 años y afronta el trance del fallecimiento de su esposa, que era española, además de negarse a cumplir su última voluntad: incinerarla y arrojar sus cenizas en tierras andaluzas. Cuando descubre junto a su hija (Malena Solda) que la tumba de la mujer fue profanada, cambia de opinión y viaja a España, donde varios descubrimientos inesperados cambiarán completamente su perspectiva. "La razón por la que empecé este proyecto fue una pregunta: cómo nos enfrentamos al duelo. Me interesó muchísimo el tema y empecé a escribir el guion y la estructura del relato. Contar desde ese lugar del duelo el viaje, un poco a la manera de esa travesía de doce etapas de la que hablaba Joseph Campbell", le dice Amodeo a LA NACION a través del teléfono.-¿En ese comienzo también aparecían la Argentina y el personaje que interpreta Oscar Martínez?-No. El guion en principio tenía más connotaciones británicas. Yo me lo había planteado a partir de un personaje británico que llega a la Costa del Sol con ese propósito. Pero con el tiempo cambié la mirada, me empezó a gustar más la idea de contar la historia con un personaje central que hablara castellano y apareció la posibilidad de trabajar en la Argentina. Fue mi productor argentino quien propuso el nombre de Oscar.-¿Qué le aportó Martínez a la historia?-Varias cosas. Sobre todo...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba