Santa Cruz: cómo es estar más de un mes sin clase

 
EXTRACTO GRATUITO

RÍO GALLEGOS.- Son maestros de grados, preceptores y directores. Algunos nacieron en Santa Cruz, otros migraron hacia aquí en busca de un mejor futuro. Difieren en visiones, pero todos coinciden en el lugar en el que les gustaría estar hoy: en las aulas. Sin embargo, tras los depósitos parciales de sueldos que hizo el gobierno ayer, lo mas posible es que por ahora los docentes, continúen en las calles.

El viernes, el gobierno provincial anunció que depositaría los sueldos de marzo a todos los docentes de la provincia. Ayer los sueldos estaban abonados, pero de forma parcial y con retraso de un mes: percibieron el 73% del sueldo de marzo sin el aumento del 27% pactado en 2016 y que desde noviembre de ese año ya debería haber quedado integrado al salario.

Desde el año pasado, el gobierno de Alicia Kirchner paga a los docentes en dos cuotas el salario mensual. "Lo hace con dos recibos, uno con el sueldo histórico y otro con el aumento del año pasado", detallan fuentes gremiales. Hoy se reúne el congreso gremial de la Asociación Docente de Santa Cruz (Adosac) para evaluar las próximas acciones: es posible que las medidas se extiendan para la próxima semana.

Desde que empezó el ciclo lectivo el pasado 6 de marzo, ya hubo 37 días de paro y dos ministros en la cartera educativa. En muchas escuelas nunca empezaron las clases; en las que lo hicieron, el ritmo es de forma irregular, según lo que cada docente decide.

Como en 2007, el conflicto docente se extendió a todos los empleados estatales. Desde hace un mes la Justicia, la educación y la salud están en puntos suspensivos. Los gremios, junto a la asamblea que suma a padres, estudiantes y jubilados, realizarán mañana un acto por el Día del Trabajador en los jardines de la gobernación.

En este contexto, LA NACION recabó testimonios de docentes en huelga, tras una semana signada por los repudios a los hechos de violencia, la entrega de llaves de las escuelas que realizaron los directores y rectores, los padres y alumnos que se sumaron a la protesta y el reclamo de la Iglesia en favor del diálogo.

Angélica Castro: "A los chicos les va a quedar el ejemplo de lucha"

Es maestra de dos escuelas primarias en la ciudad, la Nº46 y la 83º. Tiene 44 años y hace 22 que está al frente del aula. Es madre de tres hijos escolarizados y ella misma se define como "sostén de hogar".

Como la mayoría de los docentes, participa de todas las actividades que organizan desde hace dos meses: las asambleas para tomar decisiones, las marchas de protesta, las de antorchas, cumple con su turno en la carpa montada sobre la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA