Salud enferma: la crisis de los hospitales públicos argentinos

 
EXTRACTO GRATUITO

A pesar de que en la Argentina el gasto público en salud, en términos de PBI per cápita, es el más alto de la región, y uno de los más elevados de su historia, quienes trabajan y se atienden en el sistema público creen que "nada ha cambiado" o incluso, que la situación "está peor". En los 24 sistemas de salud distintos que operan en el país (uno por cada provincia y el de la ciudad de Buenos Aires), los . Y son al menos 14 millones los argentinos que no cuentan con ningún tipo de obra social o plan de salud y no tienen otra alternativa. En el país, un 46% de la población tiene obra social; un 16%, algún tipo de prepaga; un 2%, cobertura por un programa o plan estatal de salud, y un 36% no cuenta con nada de eso, según el censo de 2010.

En Chaco, Formosa y Santiago del Estero más de la mitad de la población no tiene cobertura de salud. En general, todo el norte argentino es la región más desfavorecida. Misiones, San Juan, Jujuy, Salta y Corrientes están debajo de la mitad, pero arriba del 40%, y sólo en la ciudad de Buenos Aires, Tierra del Fuego, Santa Cruz y Chubut al menos 7 de cada 10 habitantes tienen una cobertura de salud. Todas las demás provincias oscilan entre 40 y 30 por ciento de la población sin cobertura.

"Lo primero a corregir es la desigualdad y la inequidad. El acceso a los servicios es muy amplio, pero la diferencia de calidad entre lo público y lo privado es mucha", sostiene Mario Glanc, director de la Maestría en Sistemas de Salud y Seguridad Social de la Universidad Isalud.

A lo largo del país, los sueldos estatales no logran seducir a los profesionales médicos en los lugares más alejados, y si el sistema periférico no funciona, el hospital central se satura y colapsa. Para descomprimir la demanda del Hospital Ramón Carrillo, el más importante de Santiago del Estero, el gobierno del matrimonio Zamora-Ledesma inauguró varios hospitales zonales en el interior. Pero la población y las propias autoridades se quejan de la , que no consideran atractivo el salario. El básico es de apenas 2800 pesos.

"Al hospital sólo deben llegar las patologías que no puedan ser resueltas en un nivel primario. Esto no está ocurriendo en la Argentina, porque al hospital se llega indiscriminadamente", advierte Glanc. Es lo que sucede en el Hospital Ferrando -el más importante de Chaco- donde continuamente se reprograman cirugías porque el hospital se satura con casos de accidentes en motos, según el informe del Defensor del Pueblo de la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA