Roque Fernández: 'El mecanismo de negociación no es conducente a un arreglo de la deuda'

Roque Fernández fue un actor económico clave para la Argentina en la década del 90. Primero se desempeñó como presidente del Banco Central, entre 1991 y 1996. Y de la calle Reconquista 266 cruzó al Palacio de Hacienda, para suceder a Domingo Cavallo como ministro de Economía. Ocupó ese cargo hasta el fin del mandato de Carlos Menem, en diciembre de 1999."Es muy importante que el ministro de Economía sea una persona que tenga más miedo al juicio de sus pares que a sus superiores políticos, -dice el fundador del Centro de Estudios Macroeconómicos de la Argentina (CEMA)-. Me podrán acusar de liberal, de cualquier cosa, pero no de que hice algo ridículo. Eso es lo que a los políticos les impide rodearse de gente de un nivel importante, porque de esa forma no van a responder a ellos, sino a lo que piensan sus colegas. ¡Y en buena hora, así tiene que ser! Porque ese individuo actuará correctamente. Por otro lado, reconozco que el político que ganó una elección tiene el poder de nombrar a quien quiera. Ahora, si nombra a alguien a quien el mercado no le cree, no tendrá credibilidad. Se estará equivocando el político. Es preferible tener alguien que ponga límites, antes de tener un obsecuente que haga cualquier cosa por quedar bien con el Presidente".-¿Cómo ve la economía?-Hay una recesión que empezó en abril de 2018, que tiene que ver con una modificación importante que se le hizo al impuesto a la renta financiera y eso provocó una fuga de capitales, que transcurrió hasta agosto de 2019, cuando el mercado tomó con mucha preocupación los resultados de las PASO y se agravó entonces lo que ya venía mal desde 2018. A eso se le suma el coronavirus. El año 2020 será un mal año, lamentablemente.-¿Es un año perdido?-Más grave, porque perdido muchas veces se dice cuando no crecemos nada, pero para este año se espera una caída del 10% del PBI, según el último informe de la fundación FIEL.-¿El año que viene podría crecer la economía?-Dependerá de cómo quede la situación pospandemia. Veo que no estamos resolviendo algunos problemas que son muy difíciles, como es el caso de la negociación de la deuda, y después creo que no tenemos un plan a la vista de lo que hará el Gobierno terminada la pandemia. En el mejor de los casos vamos a parar de caer y vamos a tener un crecimiento en 2021 del orden de 2%, pero es puro optimismo subjetivo lo que tengo, porque no estoy pronosticando sobre la base de algo que sea muy sustentable científicamente.-¿Por qué cree que el...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba