Reveco, el hombre que pelea contra todo

 
EXTRACTO GRATUITO

CORDOBA.? Desafiando el frío que castigaba inmisericordioso la madrugada cordobesa, un grupo de personas aún esperaba en las puertas del Orfeo Superdomo al pequeño gran hombre que apenas una hora y media antes había sacudido al popular estadio a puro coraje y entrega. Entonces, con un apósito sobre la cabeza que protegía una herida suturada, producto de un cabezazo, y un corte en la ceja izquierda, del cual aún manaba un pequeño hilo de sangre, Juan Carlos Reveco apareció tras pasar por la enfermería.Golpeado, pero sin perder el buen humor, agradeció el "Dale campeón" que volvió a brotar espontáneo. Se lo pronunciaban quienes lo habían visto lograr su victoria N° 28, en una nueva defensa del título mundial interino mosca de la Asociación Mundial de Boxeo en La Noche de los Campeones, reunión organizada por Arano Box y la empresa DirecTV. El vencido esta vez era el tozudo francés Karim Guerfi, que le ofreció al mendocino más resistencia que la esperada, aunque debió dejar aquí ?por fallo unánime? su invicto de 18 combates.Las heridas en el rostro de Reveco, que se perderán en unos días, dejan translucir apenas una parte de la lucha constante que este muchacho nacido hace 28 años en Malargüe les presenta a los duros bemoles de su vida deportiva. Volvió después de once meses. Sintió algo el rigor de tanta inactividad, es cierto. Pero está de vuelta y se atreve a soñar con un listón más alto, abrigado por esa ovación que lo despidió en el mismo estadio donde hace hoy exactamente seis años batió al venezolano Freddy Beleño y ganó su primera corona, la Fedelatin de los minimoscas."Estaba ansioso, no me di cuenta de que tenía que calmarme un poco. Es que quería sacarlo a toda costa. Me encontré con un gran rival. Guerfi se movía bien con los hombros, tiene un boxeo espectacular, es muy alto para la categoría. Camina bien el ring y tiene buena técnica. La pelea fue complicada y exigente, pero combates como éste me sirven mucho. No se dio el nocaut, pero lo importante fue ganar", expresó Cotón. Toda una declaración de principios. En un breve párrafo, se conjugan su admisión de errores, el reconocimiento al rival y el análisis desprovisto de grandilocuencias. Un Cotón auténtico.El camino que transita en medio del asombro de la grey pugilística no es sencillo. Formado a imagen y semejanza de otro gran batallador cuyano como Pablo Chacón, su gancho al hígado es hoy por hoy el más poderoso del boxeo argentino. Aun así, no se amedrentó cuando por desavenencias con él...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA