La reforma constitucional al informe presidencial ¿la incorporación de la responsabilidad política al sistema presidencial mexicano?

Autor:Iván de La Garza Santos
 
EXTRACTO GRATUITO
De La Garza Santos, La reforma constitucional al informe presidencial...
1
La reforma constitucional al informe presidencial
¿la incorporación de la responsabilidad política
al sistema presidencial mexicano?*
Por Iván de La Garza Santos
1. Introducción
Imaginemos que cada una de las citas transcriptas a continuación son tres ac-
tos que componen una obra de teatro.
Primer acto:
“Los mexicanos estamos acostumbrados a que el 1° de septiembre el presidente de la
República, en un ambiente de fiesta, con vallas en las calles por donde va a pasar al dirigirse al
edificio de la Cámara de Diputados lea ante el Congreso un largo informe que tarda varias
horas, y que es interrumpido en muchas ocasiones por aplausos estrepitosos… Lo que aconte-
ce es que el informe se ha convertido en un acto político de primera magnitud, orquestado para
que brille el primer mandatario”1.
Segundo acto:
“En el más violento escándalo de la historia de los informes presidenciales en México, la
oposición de izquierda interpeló, gritó e interrumpió el discurso de Miguel de la Madrid en 16
ocasiones y finalmente abandonó el recinto legislativo en medio de una pelea a golpes entre
cardenistas y priístas… Muñoz Ledo pidió la palabra. El presidente del Congreso, Miguel Mon-
tes se la negó… Montes le recordó que la Constitución sólo autorizaba a interpelar en casos de
excepción”2.
Tercer acto:
“Por primera vez en la historia, un presidente de México no pudo rendir su informe de go-
bierno.
Ayer legisladores del PRD tomaron la tribuna del salón de sesiones de la Cámara de Di-
putados antes de que el presidente Vicente Fox llegara al Congreso, impidiendo que leyera el
mensaje de su sexto y último informe.
Fox acudió a San Lázaro y estuvo ahí sólo 17 minutos. A su llegada le indicaron que no
había condiciones para que subiera a la tribuna, por lo que se limitó a entregar su informe por
escrito, como lo marca la Constitución, y se retiró a Los Pinos”3.
La obra puede tener muchos títulos. Creemos que el siguiente podría ser ade-
cuado: “Esplendor y decadencia del informe presidencial en México”. La primera cita
corresponde al libro El presidencialismo mexicano, de Carpizo, una de las obras más
importantes para entender no sólo el sistema de gobierno en México, sino a todo
sistema político que operó en nuestro país la mayor parte del siglo pasado. Las otras
* Extraído del artículo publicado en la revista “Derecho en Libertad” n° 1, agosto - diciembre
2008, Facultad Libre de Derecho de Monterrey. Bibliografía recomendada.
1 Carpizo, Jorge, El presidencialismo mexicano, 13ª ed., México, Siglo XXI, 1996, p. 113.
2 Nota publicada en el periódico “El Norte”, 2/9/88.
3 Nota publicada en el periódico “El Norte”, 2/9/06.
De La Garza Santos, La reforma constitucional al informe presidencial...
2
dos citas corresponden a notas periodísticas que dieron cuenta sobre los hechos de
sendos informes presidenciales, uno en 1988 y el otro en 2006.
¿A qué obedeció un cambio tan radical en la práctica de los informes presiden-
ciales? ¿Cómo es que se pasó del llamado “día del presidente” a la necesidad de
que éste se viera obligado a entregar su informe sin la posibilidad de subir a la tribu-
na?
Aunque la respuesta es compleja y multifactorial, podría responderse, en térmi-
nos generales, que las instituciones constitucionales y las prácticas políticas de
nuestro presidencialismo hipertrofiado4, se tornaron incompatibles con el cada vez
más marcado pluralismo en la representación parlamentaria de nuestra incipiente
democracia.
Lo que en su origen fue concebido como un acto meramente ceremonial, se
transformó en la única válvula de escape para que la oposición política exigiera la
rendición de cuentas al Poder Ejecutivo. Ante la falta de procedimientos regulados
para cuestionar el diagnóstico que el presidente de la República presentaba sobre
“el estado general que guarda la Administración pública del país”, los gritos se con-
virtieron en la única forma de interpelación y de expresión disidente. Es en este con-
texto que debemos ubicar la reforma al formato del informe presidencial, previsto en
el art. 69 constitucional.
Entre las modificaciones que más se han destacado, está la constitucionaliza-
ción de la obligación de los secretarios de Estado, de los directores de las entidades
paraestatales y del procurador general de la República de acudir a responder, bajo
protesta de decir verdad, ante las Cámaras del Congreso, por el informe presentado
por el presidente de la República. Si bien el art. 93 constitucional ya contemplaba la
obligación de los secretarios de Estado de acudir al Congreso a dar cuenta del esta-
do que guarden sus respectivos ramos, la reforma al art. 69 no deja ninguna duda
sobre la obligación que tienen de responder directamente por la información que el
presidente de la República presente en su informe escrito.
Aunado a lo anterior, está la posibilidad de que las Cámaras le envíen pregun-
tas por escrito al Ejecutivo para ampliar la información presentada en el informe.
Estas nuevas características del informe presidencial es lo que motiva la pre-
gunta central de este trabajo: ¿Las nuevas facultades concedidas al Parlamento, y
las correlativas obligaciones que le generan al Poder Ejecutivo, así como a sus prin-
cipales auxiliares, son una forma de responsabilidad política?
Para responder a este cuestionamiento hemos dividido nuestro trabajo en cua-
tro apartados. En el primero se expondrá qué se entiende por responsabilidad políti-
ca y cómo es que se origina esta institución en los sistemas de gobierno parlamenta-
rio. En el siguiente apartado, observaremos el papel y alcance del informe
presidencial en nuestra Constitución. A continuación, en la tercera parte, analizare-
mos en qué consistieron las reformas al informe presidencial y cómo es que éstas se
materializaron en la práctica parlamentaria; para ello se recurrirá a los diversos
4 Respecto a las razones de la hipertrofia del Poder Ejecutivo en los sistemas presidenciales,
ver Hauriou, André, Derecho constitucional e instituciones políticas, tr. José A. González Casanova,
Barcelona, Ariel, 1971, p. 677 y 678, y Nino, Carlos S., Fundamentos de derecho constitucional, Bs.
As., Astrea, 2005, p. 523 a 531.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA