Recrudece la ola de secuestros exprés

 
EXTRACTO GRATUITO

Los secuestros exprés vuelven a golpear con fuerza el área metropolitana: sólo en los últimos diez días se dieron a publicidad once hechos, lo que marca un recrudecimiento, admitido por numerosos jefes policiales consultados por LA NACION.A diferencia de lo ocurrido en 2002, durante la poscrisis, cuando se denunciaban 20 secuestros por mes, en esta nueva ola los delincuentes no sólo llevan a las víctimas a recorrer cajeros automáticos, sino que también les desvalijan las viviendas.Tal como ocurre con las estadísticas del Indec, el Gobierno subvalora las denuncias de estos hechos y, en vez de catalogarlos como secuestros exprés, los incorpora al rubro privación ilegal de la libertad, un delito que tiene una pena mucho menor.Para aplicar el criterio de considerar los secuestros exprés como hechos de privación ilegal de la libertad, las autoridades tuvieron en cuenta la duración y la ausencia de un llamado extorsivo.César Rodríguez, un empresario de Haedo; José María, de Capital; Cecilia, una vecina de Almagro; Evangelina Scavaglieri, de La Tablada; un taxista de Belgrano, y el coreógrafo y bailarín de tango Juan Carlos Copes fueron algunas de las víctimas de la actual ola de secuestros exprés.También fueron secuestrados un joyero de San Isidro, una pareja en Parque Chacabuco, un vecino de Florida, un médico en Ramos Mejía y un habitante de Lomas de Zamora.Todos ellos pueden dar cuenta de que la extorsión existió. Los delincuentes los amenazaron con que si no entregaban dinero, la clave de la tarjeta de débito o el automóvil, o si no los llevaban a sus casas, los mataban. O sea que fueron extorsionados por los malvivientes que los tenían cautivos.Según fuentes policiales, uno de los elementos que provocó este cambio en la forma de operar de los secuestradores es el factor económico."Los malvivientes que se dedican a cometer esta clase de delitos saben que la gente tiene más plata en la casa porque en los cajeros automáticos no permiten realizar extracciones superiores a dos mil pesos", expresó un investigador de la policía bonaerense.Otro de los factores que provocó el crecimiento de esta modalidad delictiva está relacionado con los robos de automóviles. Debido a las nuevas tecnologías que incorporaron el sistema de llaves computadorizadas a los vehículos de alta gama, estos rodados ya no pueden ser robados con "yuga" o "ganzúa", cuando están estacionados en la vía pública.Entonces, los asaltantes comenzaron a robar a mano armada para obligar a los dueños de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA