Indignación en la UE por la rebaja de su calificación crediticia

PARÍS.- La agencia de calificación Standard y Poor's provocó ayer la indignación de los líderes de la Unión Europea al quitarle al bloque la triple A, la máxima nota crediticia.La agencia norteamericana de calificación justificó su decisión al hacer referencia a negociaciones cada vez más difíciles entre los socios del bloque sobre cuestiones presupuestarias.De AAA, la calificación de la UE, que sirve de referencia a los inversores fue reducida a AA+. La perspectiva, por el contrario, permaneció "estable". Esto significa que SyP no tiene intención de modificarla a mediano plazo.Para SyP, la "cohesión" europea se ha degradado. La agencia recordó las interminables negociaciones para lograr un acuerdo sobre el presupuesto plurianual del bloque. Esas negociaciones, en efecto, requirieron la organización de dos cumbres de jefes de Estado y de gobierno a fines de 2012 y comienzos de 2013, que fueron escenario de varias pulseadas memorables.Violando su costumbre de no reaccionar ante este tipo de acontecimientos, el comisario para la Economía europeo, Olli Rehn, organizó una conferencia de prensa para rechazar los argumentos de SyP: "Siempre, incluso durante la crisis financiera, los Estados miembros cumplieron con su contribución al presupuesto europeo", recordó. También subrayó que, en virtud de los tratados vigentes, el presupuesto de la UE no puede estar en déficit y que el bloque no tiene deudas.La UE obtiene dinero en los mercados para prestar dinero a terceros países y financiar ciertos programas. En diciembre, su cartera de créditos se elevaba a 56.000 millones de euros, según SyP."Se trata de un análisis realizado por los mismos expertos que, antes de la crisis bancaria, afirmaban que todo iba sobre rieles. Es necesario relativizar estas opiniones", declaró por su parte el primer ministro belga, Elio Di Rupo.Con más violencia, otro responsable europeo recordó que SyP "había atribuido...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba