El radicalismo pretende resucitar viejas denuncias contra el juez Oyarbide

 
EXTRACTO GRATUITO

El radicalismo intentó ayer un atajo para político al juez : pidió contra él que había analizado la Cámara de Diputados hace más de diez años; entre ellas, la de haber protegido una red de prostíbulos y haber sido un "asiduo visitante" del burdel gay Spartacus.Según Mario Cimadevilla, el vocero de la propuesta, el Consejo de la Magistratura ni siquiera debe revisarlas. Tiene que mandarlas directo al Jurado de Enjuiciamiento para que empiece de inmediato el jury contra Oyarbide. El kirchnerismo se opuso a tratar el tema y el pedido se postergó.El argumento del radicalismo es que se trata de cargos que Diputados "ya aprobó" en 1998, en el juicio político anterior contra el magistrado, pero que el Senado nunca trató. Antes de la creación del Consejo, los procesos para remover jueces estaban a cargo del Congreso nacional. La Cámara baja analizaba las acusaciones y abría los juicios políticos; el Senado juzgaba a los magistrados. Hoy, la primera parte del trámite le corresponde al Consejo y la segunda, al Jurado de Enjuiciamiento.El 11 de septiembre de 2001, mientras en Nueva York caían las Torres Gemelas, el PJ reunió los votos necesarios para un empate en el Senado y, contra todos los pronósticos, el Congreso absolvió a Oyarbide en una sesión que duró diez minutos. Este año, el entonces presidente de la Comisión de Juicio Político de la Cámara de Diputados, el menemista César Arias, se presentó en el Consejo y sostuvo que el Senado había dejado sin tratar las acusaciones de "delitos" cometidos por Oyarbide. Afirmó que sólo lo absolvió por el cargo de "mal desempeño".Por sorteo, la presentación de Arias le tocó al consejero Cimadevilla, que ayer hizo un planteo inesperado a sus pares del Consejo. "La presentación de Arias debe ser elevada de inmediato al Jurado de Enjuiciamiento. Diputados ya aprobó los cargos", dijo. De conseguirlo, el radicalismo evitaría que este tema corriera la suerte de las otras denuncias contra Oyarbide, que están en la Comisión de Disciplina y Acusación del Consejo, donde el kirchnerismo tiene mayoría y conduce la investigación contra el juez.Al oficialismo el planteo no le cayó nada bien. Julián Álvarez, secretario de Justicia y representante del Poder Ejecutivo en el Consejo, asentía con la cabeza y sonreía irónico. "Yo ni siquiera lo leí. Si está en la comisión, que se trate en la comisión", sostuvo el diputado Carlos Moreno. "Ahora ustedes dicen que Arias es un prócer", les dijo a Cimadevilla y a...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA