Quitarán en mayo un subsidio que favorecía a Moyano

La presidenta Cristina Kirchner anuló por decreto, con vigencia desde el mes próximo, un régimen de subsidios creado en 2003, por el que a los empresarios que tenían a sus trabajadores bajo el convenio de camioneros se los compensaba con una devolución de lo pagado en concepto de contribuciones patronales a la seguridad social.La medida implica un claro golpe para el secretario general de la CGT, Hugo Moyano, líder de los choferes de camiones.No por previsible -en el sector habían sido advertidos de su inminencia- la medida deja de ser una piedra más en el zapato del sindicalista. Desde lo político, es una nueva señal de que el distanciamiento del Gobierno no tendría ya retorno. Desde lo práctico y lo económico, la consecuencia tampoco es menor: con la ventaja del subsidio, que había instituido el entonces presidente Néstor Kirchner, Moyano veía facilitadas las negociaciones salariales con el empresariado, que se beneficiaba con un alivio del costo laboral.El Gobierno ofrecía así, en tiempos de relación armoniosa con Moyano, una reducción de la carga patronal, mientras que desde el discurso, los funcionarios kirchneristas no se cansaban de cuestionar las "viejas" políticas de abaratamiento de las contrataciones laborales.La eliminación del llamado Régimen de Fomento de la Profesionalización del Transporte de Cargas (Refop) fue dispuesta por el decreto 494, publicado ayer en el Boletín Oficial. Es la misma norma del Poder Ejecutivo que dispone la creación de un plan de financiamiento para la compra de camiones, anunciado anteayer por la Presidenta.En su discurso, Cristina Kirchner dijo que habría "un redireccionamiento de subsidios", sin aludir concretamente al origen de los fondos para subsidiar las tasas de interés de los créditos presentados. En los considerandos...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba