Pymes, provincias y equidad de género, cambios claves en la ley del conocimiento

 
EXTRACTO GRATUITO

El Gobierno busca restarles dramatismo a los cambios que se avecinan. La política pública de fomento a los negocios ligados a la economía del conocimiento -ratifican- será una bandera de la gestión de Alberto Fernández.la reglamentación de la norma aprobada el año pasado por unanimidad en el Congreso, el Ministerio de Desarrollo Productivo apuesta a por lo menos, tres ejes: pequeñas y medianas empresas, desarrollo en las provincias y equidad de género.En la cartera que conduce Matías Kulfas ya les reafirmaron a las principales firmas de tecnología y también a la Unión Industrial Argentina (UIA) que la ley de economía del conocimiento sigue todavía vigente, que cualquier cambio será retroactivo al 1º de enero y que la decisión de introducir las modificaciones tuvo que ver con problemas de aplicabilidad que detectaron las nuevas autoridades.La primera novedad a sumar será mejorar el acceso de las pymes a los beneficios fiscales que otorga la ley. En el Gobierno contaron a LA NACION que la reglamentación original que fue suspendida en los últimos días "excluía" a las pymes y a las startups, porque las obligaba a tener un cupo mínimo de exportaciones para que el Estado las incorporara como beneficiarias. Entre esas ventajas aparecen en la ley la reducción del pago de Ganancias, menores contribuciones patronales y la eliminación de la doble imposición tributaria.Esto no implica que el Ejecutivo vaya a dejar afuera a las grandes -aclaran-, como Mercado Libre, Accenture, IBM o Globant, entre otras. Sin embargo, sí es posible que se "diferencien" según el tamaño los beneficios fiscales otorgados hasta ahora. Kulfas -que en la UIA dijo que ya había hablado con los directivos de esas empresas- señaló que "todos quedarán contentos" con los cambios que propondrán a la normativa.No obstante, esto no será todo para las pequeñas y medianas empresas. Las fuentes consultadas por LA NACION indicaron además que habrá un incremento del financiamiento especial para ellas. No se precisó aún cuán grande será esa suba.Otro de los cambios importantes buscará el desarrollo federal de la economía del conocimiento y premiará a las empresas que generen nuevos empleos. Básicamente, la idea oficial es que las compañías que decidan invertir en provincias con bajo desarrollo tecnológico y generen nuevos trabajos tengan mayores beneficios. Con esos incentivos, en Desarrollo Productivo buscan impulsar la iniciativa privada en diferentes distritos. Un guiño a varios...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA